El Ayuntamiento de Calatayud, a través del área de Bienestar Social dirigida por Esther Herrero, ha adjudicado dos viviendas, en régimen de alquiler, a dos familias monoparentales en situación precaria.

Tras la firma del contrato de arrendamiento y la entrega de llaves, en la que ha estado presente el alcalde de Calatayud, José Manuel Aranda, Herrero ha recordado que se trata de dos viviendas de protección, de gestión municipal, que habían quedado desocupadas hace algún tiempo, ubicadas en la calle Trinquete y en la Rúa de Dato.

Según la concejal, "antes de entregar ambos pisos se ha realizado una nueva convocatoria para la adjudicación de viviendas de protección en la ciudad, creando así una lista que permitirá poder acceder a la misma en el caso de que quedase alguna vivienda vacía".

La edil ha subrayado que "se está haciendo un gran esfuerzo por cubrir las necesidades de vivienda de este sector de la población bilbilitana que no cuenta con recursos suficientes para acceder a un alquiler normal, dada su precaria situación económica".

Según se establece en el contrato de adjudicación, los arrendamientos tendrán una duración de un año prorrogable automáticamente hasta un máximo de 5 años; a partir de ese tiempo si alguna de las partes no lo avisa con una antelación de 15 días se prorrogará anualmente hasta los tres años.

El precio del alquiler mensual será de 151 euros para la vivienda de la calle Trinque y 130 euros para el piso de la Rúa de Dato. El coste del alquiler varía en función de los metros del inmueble, señala el consistorio bilbilitano en un comunicado.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.