Phelps, de la Universidad de Columbia, fue galardonado por sus investigaciones durante los años 60 que desafiaron el supuesto de que las autoridades podían apuntar o bien a la baja inflación o al bajo desempleo, pero no a ambos.

El economista, de 73 años, demostró que las tendencias de los salarios y de los precios dependen de las expectativas inflacionarias además de la salud del mercado laboral, dijo la academia al anunciar el premio valorado en 10 millones de coronas suecas (1,37 millones de dólares).

Todos los premios Nobel de este año anunciados hasta ahora han sido concedidos a estadounidenses.

Cuando le preguntaron cómo se sentía tras obtener el premio, Phelps dijo: 'Cuánto más me doy cuenta de que gané este maravilloso premio, mejor me siento, es fantástico'.

'Una parte de mí lo estaba esperando. He entendido que podía ocurrir. Pero no tenía idea de cuándo ocurriría, o si podía ocurrir', agregó.

En su investigación, Phelps sugirió que al establecer precios y negociar salarios, los empleadores y los trabajadores hacen evaluaciones sobre la inflación futura, que a la vez influyen en la inflación resultante.

'Como consecuencia, la tasa de desempleo de largo plazo no se ve afectada por la inflación, sino que sólo es determinada por el funcionamiento del mercado laboral', dijo la academia en un comunicado.

'El trabajo de Phelps ha alterado fundamentalmente nuestra opinión sobre cómo opera la macroeconomía', agregó.

La academia dijo que el marco teórico que desarrolló Phelps a fines de los años 60 ayudó a los economistas a entender las causas de los altos precios y del desempleo de los años 70.

El premio, formalmente conocido como el Premio Sveriges Riksbank (el banco central sueco) en Ciencias Económicas en Memoria de Alfred Nobel, no estaba en la lista original de premios fijada por el magnate sueco de la dinamita.

Fue agregado posteriormente por el banco central de Suecia y se concedió por primera vez en 1969.

El jueves se revelará el ganador del Nobel de Literatura, y el viernes se anunciará en Oslo el Nobel de la Paz.*.

/Por Simon Johnson/.*.