La alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, ha comprometido la colaboración del Ayuntamiento en el proyecto escolar en el que participarán las cinco escuelas específicas de Infantil de la ciudad, con alumnos de 3 a 6 años, y que tiene como temática el circo. Así se lo ha trasladado este miércoles a la directora de la Escuela Infantil Gloria Fuertes, Yolanda Camello, durante la visita al centro escolar, acompañada del edil de Educación, Carlos Rubiera.

La directiva del colegio ha explicado a Europa Press que en el proyecto escolar participan, además del Gloria Fuertes, las escuelas Alejandro Casona, Las Mestas, Miguel Hernández y Zorrila. Cada uno de estos trabajará individualmente con la temática del circo, pero necesitan un lugar donde poder hacer un encuentro conjunto que tenga capacidad para los aproximadamente 1.000 niños participantes. El evento coincidiría probablemente con las fiestas del Antroxu.

Es en este punto donde Moriyón se ha ofrecido a buscar un espacio en la ciudad, que podría ser el Botánico u otro lugar. La regidora se ha mostrado interesada en poder colaborar en el proyecto también a través de alguna actividad.

En cuanto al Gloria Fuertes, la alcaldesa se ha comprometido a actuar de manera inmediata en la retirada de un bordillo del patio, por motivos de seguridad, sin tener que esperar a los presupuestos municipales de 2013. Otras de las obras de mejora se harían más adelante.

Entre las peticiones del colegio también estaba la ampliación de la zona cubierta del patio, ya que es muy escasa para acoger cuando llueve a los aproximadamente 200 niños que cursan allí, ya que tampoco dispone de polideportivo. En este caso, y dada la cuantía de la obra, Moriyón les ha indicado que debe solicitarse a la Consejería de Educación, aunque el Ayuntamiento está dispuesto a apoyar la necesidad de la misma.

La alcaldesa, que permaneció en la escuela dos horas, ha mostrado su agrado por las instalaciones del centro y ha sido recibida en cada una de las clases, incluso con canciones, por los niños, con los que se ha fotografiado, ha bromeado e incluso ha consolado, cuando una de las escolares de tres años se echó a llorar. Otra de las menores, al decirle que se animaran a pedirle cosas que la alcaldesa era como los Reyes Magos, se lanzó a pedirle una muñeca, mientras que otros, más educativos, pidieron libros y puzzles.

Consulta aquí más noticias de Asturias.