Libros
Libros en una biblioteca.

La facturación de libros sufrió en España en 2011 un retroceso del 4,1%, con un total de 2.772,3 millones de euros, según el informe 'El sector del Libro en España 2011-2012', que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha dado a conocer este miércoles con motivo de la celebración del Salón Internacional del Libro LIBER 2012.

La cifra de facturación cae junto al número de ejemplares publicados, que desciende un 5,3%, con un total de 286,46 millones, y el peso de las traducciones en el global de la oferta, situado en un 21,1%.

Según se desprende del informe, el 92,8% de la producción española de libros procede de editoriales privadas, y el 63,4% de editoriales de Cataluña y Madrid.

La caída se ha visto amortiguada con un aumento de la exportación.  El sector —editorial y gráfico— facturó fuera de nuestras fronteras el año pasado 482,44 millones de euros, un 5,38% más que la cifra registrada en 2010. El aumento fue especialmente notable en el primer ámbito (editorial) cuyo valor de las exportaciones alcanzó los 314,6 millones de euros, un 18,9% más que en 2010. Las importaciones cayeron, por su parte, hasta los 220,13 millones, con un saldo neto resultante de 262,3 millones de euros. 

En 2011 se registró el cifra más baja de tirada media de los últimos diez años La producción se incrementa un 2,1%, con un total de 116.851 títulos editados, un aumento que afecta a todos los subsectores a excepción del libro de texto, que se reduce en un 6,9%. No obstante, en los últimos años se está registrando un descenso progresivo de la tirada media (1.345 ejemplares por título en 2011, la más baja de los últimos diez años) y de la edición impresa, como consecuencia —según el documento—, de la creciente apuesta por la edición digital (mientras los libros impresos descienden un 4,2%, la edición digital aumenta un 43%).

El informe apunta, entre las razones de este descenso, a la recesión económica y a la necesidad de lograr un mayor ajuste de la producción a la demanda existente y la integración del libro digital.

No en vano, España se mantiene como la cuarta potencia editorial del mundo, por detrás de Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania.

La Unión Europea sigue siendo el principal destino de las exportaciones, aunque en su mayoría son fascículos, no libros. América es la principal zona geográfica de destino de los libros españoles, con México, Argentina y Chile a la cabeza, una zona donde el valor de las exportaciones se situó en 167,97 millones de euros en 2011.

Panorámica de la Edición Española de Libros 2011

Además, el número de ISBN inscritos por la edición de carácter público descendió un 9,1%, pasando del 8%, en 2010, al 7,2% en 2011, mientras que el número de ISBN inscritos por empresas editoriales privadas aumentó un 3,1%, pasando del 92% en 2010 al 92,8% en 2011.

Son datos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, hechos públicos a través del Observatorio de la Lectura y el Libro, que ha publicado la vigésimo cuarta edición de Panorámica de la Edición Española de Libros.

Por materias, aumentó la creación literaria (7,7%), en ciencias sociales y humanidades (6,7%), libro infantil y juvenil (3,2%), libros de tiempo libre (1,6%), y ciencia y tecnología (0,4%). Descendieron en otros sectores (23,4%) y libros de texto (6,9%).

Por lo que respecta a la inscripción de ISBN por comunidades autónomas, Cataluña y Madrid representaron el 63,4% del total, con una participación del 33,7% para Madrid y del 29,7% para Cataluña. A continuación figuraron Andalucía (12,6%) y la Comunidad Valenciana (7%).