El secretario general del PP vasco, Iñaki Oyárzabal, ha afirmado que el País vasco tiene unas cuentas "suficientemente potentes para no tocar ni la Sanidad ni la Educación", y ha defendido que "hay muchísimas otras cosas en las que se puede apretar" la Administración "sin tocar el bolsillo de los vascos", aunque ha advertido de que "no tocar, no significa dejar las cosas como están".

Oyarzábal ha realizado estas declaraciones en una rueda de prensa celebrada en la sede del PP de Álava, donde ha presentado los lemas y actos de la campaña electoral que comenzará la noche de este miércoles.

El cabeza de lista del PP por Álava ha advertido de lo que puede suponer para la "estabilidad" de Euskadi los "órdagos independentistas", así como para las empresas vascas, ya que lo que necesitan es un futuro de certezas a la hora de invertir o atreverse a contratar.

Asimismo, ha subrayado que "los vascos deben saber cómo estaría Euskadi el día después de la independencia" y ha recordado que el País vasco tiene 1.400 millones de déficit con la Seguridad Social, ya que "tiene muchos más pensionistas que cotizantes". "Nos están pagando las pensiones otras comunidades de España porque nuestras cotizaciones no llegan para pagar las pensiones de todos los vascos", ha subrayado.

El portavoz del PP vasco ha defendido que el Gobierno de Mariano Rajoy está "ajustando" las cuentas porque "agujero dejado por los socialistas" y ha explicado que tras conseguir la "estabilización" de las mismas, el PP pondrá en práctica las propuestas que han dado resultado en otras ocasiones.

Al respecto, ha acusado al PSE de "ocultar las cuentas para no tener que ajustar", ya que "han decidido que ya vendrá otro que se encargue del presupuesto y de decir a los ciudadanos que no hay dinero en la caja".

"Los socialistas no quieren situar cuáles son sus prioridades, han dejado la caja vacía, se han dedicado a gastar donde no hay y a dejar una deuda que multiplica por diez la que se encontraron, y ocultan un programa de ajustes que tendrá que acometer quien asuma el gobierno", ha denunciado.

"cuentas potentes"

Sin embargo, ha afirmado que el País vasco tiene "unas cuentas suficientemente potentes para no tocar ni la Sanidad ni la Educación", y ha defendido que "hay muchísimas otras cosas en las que se puede apretar" la Administración.

En este sentido, ha precisado que "no tocar" la Sanidad y la Educación "no significa dejar las cosas como están" y ha puesto como ejemplo que se puede mantener una Educación "de calidad sin tener a 2.000 liberados sindicales; me gustaría que dieran clase".

En materia Sanitaria, Oyarzábal cree que "con el dinero actual, se puede atender a más personas y prestar mejores servicios con una mejor gestión de los recursos actuales y ha citado la racionalización de los medicamentos. "Hemos planteado privatizar el canal de ETB-2 porque con los 150 millones que cuesta este canal, se puede construir más hospitales y atender a más personas", ha defendido.

Oyarzábal ha explicado que el programa del PP vasco, que contiene más de 900 propuestas, plantea reducir de 11 a 7 los departamentos del Gobierno vasco, reducir al 50 por ciento los cargos de confianza, reducir el entramado de sociedades públicas, entre otras propuestas, por lo que ha subrayado que "se pueden hacer muchas cosas sin tocar el bolsillo de los vascos". "Planteamos cosas más arriesgadas que los demás que plantean mantener las cosas como están y pagar menos a la solidaridad de los que menos tienen", ha señalado.

Crisis política

En este sentido, ha afirmado que el PP va a "afrontar reformas que otros partidos no se atreven a hacer" y ha insistido en que "si a una crisis económica se le suma una política, se perjudica a todos". "Al independentismo hay que contestarle también que no solo perjudican a las familias, sino que defienden un planteamiento de absoluta insolidaridad", ha indicado.

Oyarzábal ha afirmado que "la deriva nacionalista ha hecho gala de una enorme insolidaridad" y ha criticado que "Cataluña dice que se va en este momento de crisis porque no quieren colaborar con todas las comunidades que están peor y para que todo lo que se recauda se quede en su comunidad". "Los ciudadanos deben saber que estas elecciones son cruciales porque tenemos un órdago independentista, no solo por discusiones de carácter económico", ha defendido.

Por ello, ha explicado que en la campaña, el PP vasco se va a centrar en explicar a los ciudadanos que "PNV y Bildu convergen en un mismo proyecto de ruptura con el resto de España" y que tratarán de "movilizar a los vascos que no quieren romper sus lazos con España sino que quieren tejer lazos".

Bajo el lema 'Si tú no vas, ellos ganan', los 'populares' quieren llamar a "la Euskadi que quiere un futuro dentro de España" a que confíen en el PP porque "es el único que puede hacer de contrapeso al órdago independentista". "El que no vaya a votar sintiéndose vasco y español en estas elecciones, está permitiendo que sean los independentistas quienes ganen esa batalla", ha asegurado.

Por ultimo, ha anunciado que en esta campaña electoral los 'populares' vascos van a contar con la presencia del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, este viernes en el arranque de campaña. El fin de semana, el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, estará en la localidad riojanoalavesa de Laguardia y el próximo lunes, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, mantendrá un encuentro con empresarios y simpatizantes en San Sebastián.

Consulta aquí más noticias de Álava.