El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad presentará este miércoles a las comunidades su presupuesto para 2013 que, según ha reconocido la secretaria general de Sanidad, Pilar Farjas, es "austero" pero "comprometido con las personas y las políticas sociales", en el marco del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) que se celebra en la sede del ministerio.

La número dos del departamento de Ana Mato ha hecho declaraciones justo antes de una reunión en la que, a diferencia que en otras ocasiones, no contará con una rueda de prensa al final en la que la ministra informe de los principales acuerdos adoptados en el Consejo.

En los presupuestos presentados por el Gobierno el pasado sábado se establecía que la partida destinada a las políticas sanitarias disminuía un 3 por ciento con respecto a 2012, mientras que el presupuesto para el departamento de Ana Mato descendía entre un 15 y 22 por ciento, si se tiene en cuenta que parte de la dotación de 2013 se destinará a pagar deudas de años anteriores.

Una de las partidas del presupuesto que más bajan con respecto al presupuesto de este año es la destinada al Fondo de Cohesión del SNS, que pasa de tener 93,29 millones a 36,29 millones. No obstante, Farjas ha reconocido que dicho fondo, que se gestionará "como un fondo extrapresupuestario" al igual que el Fondo de Garantía Asistencial.

De hecho, Farjas ha destacado que ambos fondos son "el instrumento más potente que hay para garantizar que los españoles son atendidos con igual calidad en cualquier lugar en que se encuentren".

Asimismo, ha negado que el Fondo de Cohesión vaya a pasar a depender del Ministerio de Hacienda, tal y como ha afirmado la consejera de Salud de Andalucía, María Jesús Montero.

En este aspecto, ha insistido en que se gestiona a través de una ponencia técnica en la que participan todas las comunidades, y que sólo será la liquidación de los fondos lo que se haga a través de los planes de financiación autonómicos.

Durante la reunión con los consejeros, Farjas también ha informado de que se aprobarán los convenios especiales para que los inmigrantes que no tengan tarjeta sanitaria puedan ser atendidos como el resto de los ciudadanos, mientras que también se actualiza el desarrollo de la Plataforma Centralizada de Compras de medicamentos y productos sanitarios, que permitirá un ahorro de 1.500 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.