La crisis económica es el principal factor desencadenante en los intentos de suicidio, seguida de los problemas de pareja y otros problemas familiares, según los datos presentados este jueves en el XVI Congreso Nacional de Psiquiatría que se celebra esta semana en Bilbao.

En función de las cifras de la Organización Mundial de la Salud, se calcula que más de un millón de personas se suicidan al año en todo el mundo, lo que la convierte en la tercera causa de muerte en personas entre los 15 y 44 años y la primera causa de muerte en las enfermedades psiquiátricas.

En función del informe del programa de atención a la crisis y prevención del suicidio (PAC-PPS) del CSMA Dreta Eixample de Barcelona en el año 2011, "la crisis económica se constata como el factor desencadenante más relevante de los intentos autolíticos actuales".

Según explican sus responsables, poder identificar los principales factores "permite adoptar programas preventivos dirigidos a sujetos en riesgo" y se observa que "los problemas económicos derivados de la actual crisis se han asociado a un aumento del número de suicidios".

En las conclusiones del trabajo realizado en el CSMA Dreta Eixample de Barcelona, se presentan como las causas de la ideación autolítica los problemas económicos en un 32,5 por ciento, los problemas de pareja en un 25,8 por ciento, otros problemas familiares en un 11,2 por ciento, sintomatología psiquiátrica previa en un 19,1 por ciento, y patología médica en un 3,37 por ciento.

Según el catálogo de enfermedades mentales (DSM), las afecciones que están detrás de estos intentos son los trastornos afectivos (50,5 %), los trastornos adaptativos (32,5%), los trastornos de ansiedad (7,8%), los trastornos psicóticos (5,6%), los trastornos por dependencia de sustancias (1,1%) y los diagnósticos aplazados (2,2%).

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.