El conseller de Justicia y Bienestar Social, Jorge Cabré, ha asegurado este jueves que su departamento "reorientará" los objetivos de ayuda a la cooperación contemplados en el Pacto contra la Pobreza suscrito en 2009 hacia los valencianos, dado que "las circunstancias han cambiado" y la crisis ha provocado que la Comunitat Valenciana no pueda "seguir exportando tanta solidaridad".

Así lo ha indicado el titular de Bienestar Social durante su comparecencia en la Comisión de Política Social y Empleo de las Corts, para explicar el grado de cumplimiento del citado pacto. Al respecto, ha señalado que este documento está "más vigente que nunca", aunque ha de reorientarse "hacia nuestro territorio".

Según ha explicado, se trata de un debate "difícil y nada agradable", pero "estamos como estamos y gobernar es tomar decisiones, y a veces complicadas". Así, ha recordado que dispone de un presupuesto y lo va a destinar donde tiene "más compromiso", a la parte de la sociedad valenciana que peor lo está pasando.

El conseller ha asegurado que no podría decir a un valenciano que no le puede ayudar hasta donde querría porque está ayudando a otros. "Yo lo tengo clarísimo, tengo un presupuesto y lo voy a destinar donde creo que tengo más compromiso", ha insistido Cabré, que ha asegurado que ese dinero va a parar a políticas sociales.

En cualquier caso, ha resaltado que "no estamos hablando de acabar con la cooperación al desarrollo" y que "el Gobierno valenciano fue solidario cuando pudo", pero ahora la crisis "exige decisiones duras".

Críticas de la oposición

En los turnos de intervención de los grupos parlamentarios, la diputada del PSPV Clara Tirado ha asegurado que Cabré "provoca escalofríos cuando habla con esa facilidad de acabar con la cooperación sin sonrojarse" y ha lamentado que el Consell haya "vaciado casi por completo todas las líneas de cooperación internacional" en los últimos años.

En este sentido, la diputada ha denunciado la "opacidad" de la cooperación valenciana y ha pedido "un esfuerzo por recuperar la dignidad de las políticas de cooperación de la Generalitat valenciana".

Por su parte, la diputada de Compromís Mónica Oltra ha denunciado la "extrema frialdad" e, incluso, el "sadismo" de Cabré en su intervención y ha criticado que se justifique el fin de las políticas de cooperación en que en la Comunitat la gente lo está pasando mal mientras, por ejemplo, se mantiene el gasto en eventos como el Open de Tenis de Valencia.

Asimismo, la diputada de EUPV Esther López ha lamentado que Cabré haya comparecido para decir "que se ha acabado la cooperación" y ha apuntado que, más allá de la crisis, existe "una motivación ideológica". "Da igual la coyuntura, el Consell ya no tiene estructura en el ámbito de la cooperación, está todo judicializado, no hay nadie legitimado", ha aseverado.

"transparencia absoluta"

Ante estas acusaciones, el conseller ha defendido que su departamento está actuando con "transparencia absoluta" y se ha producido un cambio del personal que se dedica a la cooperación. "Yo me hago responsable de mi gestión", ha incidido. De hecho, ha resaltado que una nueva instrucción impide que una ONG que tiene una subvención solicitada pueda hablar con ningún funcionario.

Asimismo, ha apuntado que aunque la cantidad destinada a cooperación se reduzca, la Generalitat va a asegurarse de que sea efectiva y de que "hasta el último euro esté justificado". De hecho, ha asegurado que la Dirección General de Cooperación "ya está obteniendo el reintegro de fondos que no estaban justificados".

Consulta aquí más noticias de Valencia.