El Ejecutivo gallego podrá asumir la explotación de las plantas depuradoras de aquellos ayuntamientos que lo soliciten y de los que "incumplan sus obligaciones" en la gestión hidráulica. Regula el procedimiento el decreto autonómico derivado de la Lei de Augas, ratificado este jueves y que será remitido al Consello Consultivo para su aprobación definitiva.

De este modo, se establecen cuatro posibilidades para fijar la colaboración entre Gobierno autonómico y ayuntamientos. La primera de ellas es la ejecución por parte de la Xunta de obras hidráulicas de competencia municipal.

Por otra parte, la Administración autonómica podrá declarar como "obras de interés" aquellas que entren en los planes gallegos de abastecimiento y saneamiento, el Plan hidrológico Galicia-Costa o aquellos que el Consello de la Xunta declare "específicamente".

Las otras dos posibilidades existentes serán para la "asunción de la explotación de estaciones depuradoras de aguas residuales" y en caso de que Xunta deba intervenir debido al incumplimiento de las obligaciones de los ayuntamientos en esta materia "que pongan en riesgo a las personas".

"Estamos hablando en los supuestos de analíticas de aguas que incumplan reiteradamente los parámetros establecidos en la normativa", ha señalado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en su comparecencia de prensa tras el Consello.

Además de las relatadas por Feijóo, la normativa también señala que se producirá esa asunción de competencias en caso de "cortes periódicos en las suministraciones, reducción ostensible en la presión, vertidos de aguas residuales depuradas", así como en caso de que "no realicen las tareas de conservación y mantenimiento adecuadas".

Feijóo también ha reiterado que la Xunta explotará "en los próximos meses" 26 plantas de aguas residuales urbanas, algo que genera un "agravio comparativo" con las más de 100 depuradoras ya existentes, por lo que se establecerá un "sistema homogéneo" para estos ayuntamientos de más de 2.000 habitantes.

Fomento cooperativismo

Por otro lado, el Consello de la Xunta también ha puesto en marcha la Rede Eusumo, que se centra en el "fomento del cooperativismo y la economía social" a través de "servicios de promoción y asesoramiento destinada a la economía social".

Según señala un comunicado de la Xunta, la consolidación de esta red permitirá que las entidades que se adhieran a la red entablen relaciones de colaboración con los cooperativistas o con aquellas personas interesadas, así como puntos de asesoramiento y dinamización para el apoyo de sus iniciativas.

Estos agentes serán "todos los profesionales que puedan asesorar a los emprendedores", entre los que la Xunta señala "agentes de desarrollo local, agentes de empleo, gabinete de orientación profesional, entre otros".

Además, la Rede Eusumo también organizará jornadas de divulgación del "cooperativismo, la economía social y el autoempleo", así como para servir para que los emprendedores den a conocer sus iniciativas.

Consorcio contra incendios

La provincia de Ourense contará con un "consorcio único" para la prestación del "servicio contra incendios y salvamento", actuación también aprobada en el Consello de este jueves.

Tanto Xunta como Diputación de Ourense coinciden en que la "forma más eficaz" de gestionar los parques de bomberos en la provincia es a través de un "único consorcio comarcal" y no como en actualidad, en la que existen consorcios comarcales que actúan de "forma autónoma como entidades locales independientes".

De este modo, el director xeral de Emergencias e Interior, Santiago Villanueva, ha sido designado como representante del Gobierno gallego en la comisión gestora que será la encargada de la representatividad del consorcio hasta su constitución definitiva.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.