La consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, ha alertado de que con la presentación del Plan de infraestructuras, Transporte y Vivienda (Pitvi) 2012-2024 el Ministerio de Fomento avanza hacia un modelo "mercantilizador y privatizador" de las infraestructuras y el transporte que castigará especialmente a Andalucía, al tiempo que convierte a la vivienda en "la Cenicienta del plan".

"De la comparecencia de ayer extraemos una sola certeza, que el Gobierno apuesta por un 'modelo Thatcher' de las infraestructuras, un modelo thatcherista, de funestas consecuencias para el ferrocarril británico en criterios de conservación, seguridad, mejora y precio, va a ser imitado línea por línea", ha afirmado en una nota Cortés, que, en el caso de las infraestructuras para el transporte rodado, ha instado a Ana Pastor "a aclarar cuanto antes si su modelo implicará la implantación de peajes suaves en toda la red de carreteras".

La consejera ha subrayado que "la elaboración del Pitvi ha carecido por completo hasta ahora de transparencia y participación, de una forma oscurantista". "La ministra dijo ayer que ahora se abría el diálogo, aunque los grupos del Congreso ni siquiera han tenido acceso al plan. Confío en que sea cierto, porque lo que Ana Pastor presentó es un modelo profundamente neoliberal y excluyente; camuflada tras una retórica superficial hay una mercantilización y privatización de todo el modelo", ha añadido.

La titular del departamento de Fomento y Vivienda ha advertido que los patrones que pretende establecer el Pitvi "suponen una condena del transporte ferroviario de media distancia". "El Gobierno empieza a escribir el fin de la historia del ferrocarril como servicio público y garantía de la movilidad independientemente del lugar donde se viva y de los recursos", ha asegurado. En este sentido, la consejera ha recordado que Andalucía cuenta con 16 líneas de media distancia convencional, "de las que ocho están subvencionadas por la Junta de Andalucía".

El Pitvi supone una "nueva vuelta de tuerca en la estrategia del Gobierno de imponer la socialización de las eventuales pérdidas", a juicio de Cortés y considera que "se abre la puerta a la gestión privada de activos y patrimonios de la infraestructura, pagada por los contribuyentes, para el negocio de privados", ha manifestado la consejera, que asegura que "aunque la bajada de las inversiones está afectando a todas las administraciones, lo distintivo en el caso del Gobierno son sus prioridades, claramente enfocadas al beneficio privado en detrimento de la calidad y universalidad de los servicios".

La consejera confía en el periodo de participación y alegaciones que se abre ahora para reconducir el plan hacia un modelo que mantenga la vocación de correcta y equilibrada vertebración del territorio.

"El concepto de 'obligación de servicio público' no es en absoluto creíble, más bien parece el marco ideal para ir quitando líneas deficitarias del ferrocarril convencional, sin atender a criterios de vertebración o cohesión social", ha advertido Cortés sobre el plan, sobre el que no sabe, "por la forma oscurantista en que se ha gestado, si prevé algo en materia de metros".

Agrega que la ministra "debe comprender que, en el actual contexto de estrechez presupuestaria, los metros deben ser entendidos como proyectos de Estado con la participación de todas las administraciones", ha manifestado Cortés, que también ha echado en falta en la presentación un compromiso claro con la "racionalización de recursos energéticos".

Alusión a la vivienda

Elena Cortés ha lamentado que, en la presentación de ayer, la vivienda "quedara reducida a ser la Cenicienta del plan".

"Las alusiones a la función social de la vivienda sonarían bien si el Gobierno tuviera alguna credibilidad en esta materia, si admitiera su decisiva responsabilidad en la burbuja inmobiliaria y tuviera una política valiente contra los desahucios y una relación de exigencia con las entidades financieras rescatadas con dinero público, pero no es el caso", ha asegurado Cortés, quien considera que "oír a la ministra defender el alquiler tras la introducción del desahucio exprés más bien parece un sarcasmo", ha concluido Cortés.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.