El Pleno de Santander ha aprobado este jueves las modificaciones que deben introducirse en la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) con el voto a favor del equipo de Gobierno 'popular' y del Grupo Regionalista y en contra del Socialista. Este trámite supone la aprobación definitiva del documento, que en "48 horas" se publicará en el Boletín Oficial. Así lo ha anunciado el alcalde, Íñigo de la Serna, quien ha destacado que el Plan es "bueno y necesario para Cantabria" puesto que cuenta con proyectos "pensados en beneficio de toda la comunidad".

los regionalistas, aunque han votado a favor, han denunciado que, o bien el equipo de Gobierno "sabía que faltaba" el informe vinculante del Ministerio de Fomento cuando llevó la aprobación del PGOU al Pleno de agosto, por lo que exigiría "responsabilidades políticas", o que no lo sabía, y entonces la responsabilidad sería de los técnicos "por negligencia". Sin embargo, y a pesar de los "retrasos" por "exceso de ganas y prisa" en la puesta en marcha del plan, la concejala Amparo Coterillo ha explicado que el PRC votaría a favor del documento por lo mismo que lo hizo en el Pleno de agosto, es decir "por responsabilidad" con los santanderinos ya que es el instrumento para "dinamizar la actividad económica y el empleo"

Los socialistas también han hablado de "prisas o incompetencia" en la tramitación, que han acarreado "demoras" y "conflictos políticos" que han afectado al "prestigio de todos". La concejala Judith Pérez también se ha remitido a los argumentos que utilizó el mes pasado para rechazar el plan, como su modelo desarrollista, y ha pedido al alcalde que se haga un balance del cumplimento del mismo en 2014.

El regidor le ha respondido que no esperará a entonces sino que el balance se realizará "a partir del lunes". En este sentido ha acusado a los socialistas de no apoyar ningún proyecto —con su voto negativo al PGOU— pero pedir su desarrollo. "Se oponen a todo lo que están pidiendo", ha denunciado. Pero, para De la Serna, "lo importante de todo" es que el plan está aprobado y ahora podrán ponerse en marcha proyectos que generarán actividad económica y empleo. "Cada empleo que se genere es razón para estar hoy satisfechos, contentos y felices", ha sentenciado.

Aparcamiento y otros asuntos

Por otra parte, el Pleno ha dado el visto bueno con la abstención del PSOE y el voto en contra del PRC a la aprobación inicial de la ordenanza reguladora de la adjudicación de plazas de aparcamiento para residentes. Este cambio permitirá "flexibilizar" el acceso de los residentes a las plazas y que la explotación de éstas sea "más lógica" en el actual contexto de crisis, ha indicado el concejal de Urbanismo, César Díaz, quien ha explicado que se contempla la ampliación del área de influencia, que se pueda optar a más de una plaza, que se pueda tener otra plaza dentro del área de influencia o la introducción del alquiler mensual en varias modalidades.

Los regionalistas han denunciado que la respuesta del PP al problema del aparcamiento es "la recaudación", que ha "fracasado" como demuestran los parkings "vacíos", y han considerado la modificación "un parche" de un plan de movilidad "lastrado". Sin embargo, los socialistas entienden la "necesidad de flexibilizar las condiciones de adjudicación", aunque no están de acuerdo en "cómo se han hecho las cosas, sin planificación".

También se ha aprobado con el voto a favor de PP y PRC y la abstención del PSOE una nueva sanción a una empresa como responsable de infracciones urbanísticas por vallas publicitarias instaladas sin autorización. El PRC ha denunciado que todas las vallas de Santander "son ilegales" desde 2007 y que no se retiran, a lo que el concejal de Urbanismo ha replicado informando que se han iniciado 114 expedientes sancionadores, 73 por vallas ubicadas en terreno público y 41 en privado, y se han retirado un total de 95, por lo que sólo quedan 19 por desinstalar. El alcalde ha asegurado que "no se ha dejado de perder un euro para las arcas municipales" por este concepto.

En el ámbito de las mociones, se ha aprobado por unanimidad la presentada por el PSOE para ratificar el Código de Buen Gobierno Local aprobado por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), y por asentimiento la conjunta para apoyar la Iniciativa Legislativa Popular para la regulación de la dación en pago, de paralización de desahucios y alquiler social.

El resto de mociones han sido criticadas por el alcalde debido a su contenido no municipal, caso de las socialistas instando al Gobierno de España a que anule las restricciones introducidas en el Plan Prepara; instado al presidente de Cantabria, Ignacio Diego, para que reabra los centros de salud por la tarde, decisión que el concejal de Salud, Antonio Gómez, ha dicho que "no es definitiva"; o para garantizar el cumplimiento de la Ley Orgánica de Educación.

Todas ellas han sido rechazadas por el equipo de Gobierno aunque han contado con el apoyo del PRC excepto la relativa a educación, en la que los regionalistas se han abstenido porque "no afecta a Santander".

La última moción, defendida por Coterillo, pedía al PP el adelanto del abono de la paga extraordinaria de julio de 2013 a enero de ese año. El equipo de Gobierno la ha rechazado por los problemas de Tesorería que tienen los ayuntamientos en los primeros meses del año, porque debe cumplir el plan de ajuste y porque no se ha preguntado a los empleados públicos municipales si quieren o no este adelanto. Este último argumento es el que ha esgrimido el PSOE para abstenerse.

Dentro del mismo ámbito el Pleno ha aprobado con la abstención de PSOE y PRC el contenido de dos acuerdos adoptados por la Mesa General de Negociación, uno de asuntos comunes al personal funcionario y laboral y el otro del Servicio de Transportes.

Los dos grupos de la oposición han criticado la pérdida de derechos y los recortes sociales que sufre el colectivo y han coincidido en que estos acuerdos "amortiguan los golpes del PP al colectivo de empleados públicos" y son "la única alternativa para mejorar los mínimos". Por su parte, el concejal Servicios Generales, Santiago Recio, ha subrayado que si no se aprueban los perjudicados serían los trabajadores, así como que la suspensión de la paga de diciembre de 2012 es "temporal" y se "compensará".

En este sentido, al finalizar el Pleno el alcalde ha dejado intervenir a un representante sindical, Nicolás Ruiz, quien ha denunciado la introducción de "elementos que dificultan la negociación", y ha pedido a De la Serna que estos "desaparezcan de la mesa de negociación". En este sentido, ha manifestado que el acuerdo aprobado en el Pleno "ya está torpedeado" con la propuesta ayer por la tarde de otro acuerdo sobre regulación horaria en el ámbito de la Policía Local.

El regidor ha dicho que el diálogo con el equipo de Gobierno es "permanente" y que los concejales están a disposición de los sindicalistas de las distintas áreas "para cualquier colaboración".

6

Millones adeuda el gobierno

En otro orden, y a preguntas de la oposición, la concejala de Economía, Ana González, ha informado que el Ayuntamiento de Santander tiene 5,9 millones pendientes de cobro del Gobierno regional desde 2003, de los que estrictamente deuda son 482.000 correspondientes a MARE. La cantidad recuperada este año es de 833.000 euros que el Ejecutivo ha satisfecho por el mecanismo de la compensación —en este caso, por la tasa de residuos—.

También en respuesta al PRC, el alcalde ha dicho que el Consejo Superior de Deportes ha trasladado que cumplirá con la financiación del Mundial de Vela; y respecto de la implantación de la universidad privada de Funiber, ha declarado que no es su competencia pero ha trasladado su "apoyo sin fisuras" a la UC y la UIMP.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.