El secretario general de la Liga Árabe, Nabil Al Arabi
El secretario general de la Liga Árabe, Nabil Al Arabi, en una rueda de prensa en el marco de la Asamblea General de la ONU en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, Estados Unidos, el 26 de septiembre de 2012. EFE/Justin Lane

El secretario general de la Liga Árabe, Nabil Al Arabi, pidió este miércoles ante el Consejo de Seguridad de la ONU crear un marco legal internacional y vinculante que criminalice la blasfemia, a raíz del vídeo que denigra la figura de Mahoma.

Al Arabi se pronunció así en una sesión del Consejo de Seguridad convocada por Alemania para tratar la situación en Oriente Medio, en la que subrayó que la violencia contra las legaciones estadounidenses a raíz del vídeo "no es justificable de ninguna manera".

"Pero queremos transmitir un aviso. Avisamos de que ofender a las religiones, las fes y los símbolos es un asunto que amenaza la paz y seguridad internacionales ahora mismo", indicó. El titular de la Liga Árabe consideró que si la comunidad internacional "ha criminalizado el daño a la integridad física, también debe criminalizar el daño a la integridad psicológica y espiritual".

"La Liga de Estados Árabes llama al desarrollo de un marco legal internacional que sea vinculante para enfrentar el insulto a las religiones y asegurar que la fe religiosa y sus símbolos se respetan", señaló Al Arabi.

Aunque el organismo regional que lidera "valora" la libertad de expresión, no ve "ninguna relación" entre la misma y "las actividades que meramente ofenden e insultan las culturas y creencias de otros e incitan al odio".

Aunque el organismo regional que lidera "valora" la libertad de expresión, no ve "ninguna relación" entre la misma y "las actividades que meramente ofenden e insultan las culturas y creencias de otros e incitan al odio".

Libertad de expresión

El presidente de Egipto, Mohamed Mursi, se pronunció en términos similares en su discurso ante la Asamblea General de la ONU, en el que pidió "firmeza" ante las "obscenidades" del vídeo.

El Consejo de Seguridad calificó de "injustificables" los ataques y pidió el "respeto a todas las religiones"

Esa postura contrasta con la expresada por el presidente de EE UU, Barack Obama, en su discurso del martes, cuando defendió el abierto concepto de libertad de expresión contenido en la Constitución de su país, "incluso cuando se trata de opiniones con las que estamos profundamente en desacuerdo".

La secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton estuvo presente en el encuentro del Consejo de Seguridad, pero no respondió directamente a la propuesta de Al Arabi y se limitó a agradecer la condena expresada por la Liga Árabe al asesinato de su embajador en Libia, Chris Stevens, en un ataque espoleado por el vídeo.

Al término de la sesión, el Consejo de Seguridad adoptó una declaración presidencial que califica de "injustificables" los ataques y pide el "respeto a todas las religiones".

La sesión fue convocada por Alemania, que preside este mes el Consejo de Seguridad, con el fin de impulsar una mayor cooperación entre la ONU y la Liga Árabe, un punto apoyado en la declaración presidencial, en parte para actuar ante el conflicto en Siria y en es estancado proceso de paz entre israelíes y palestinos.