Del Olmo comparecerá mañana en las Cortes en un pleno extraordinario para explicar el techo de gasto para 2013

Castilla y León dispondrá de un techo de gasto no financiero inicial para 2013 de 8.726,7 millones, un 4,2 por ciento menos
Sede de las Cortes de Castilla y León
Sede de las Cortes de Castilla y León
EUROPA PRESS

La consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, comparecerá mañana, 26 de septiembre, en un pleno extraordinario de las Cortes de Castilla y León al que llevará el techo de gasto no financiero provisional aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta para el ejercicio 2013 por un total de 8.726,7 millones de euros.

En concreto y según consta en el Orden del Día del citado pleno remitido por las Cortes a Europa Press, esta sesión constará de tres puntos, como la comparecencia Del Olmo para informar sobre el límite de gasto no financiero para el ejercicio 2013.

El segundo punto del orden del día contempla la propuesta de tramitar por el procedimiento de lectura única el Proyecto de Ley de concesión de un crédito extraordinario y un suplemento de crédito para financiar las operaciones derivadas de la ejecución del mecanismo extraordinario de pago a proveedores previsto en el Acuerdo 6/2012, de 6 de marzo, del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

Por último, se someterá a debate y votación por el procedimiento de lectura única el citado Proyecto de Ley de concesión de un crédito extraordinario y un suplemento de crédito.

Según explicó la propia consejera tras el Consejo de Gobierno del pasado jueves, el techo de gasto no financiero para el año 2013, un 4,2 por ciento inferior respecto al de 2012, "se puede modificar" ya que se puede ver "sobrepasado" por "algunas circunstancias", entre las que ha citado las trasferencias finalistas del Estado, a la espera de que el Gobierno de la nación presente la próxima semana su proyecto de presupuestos, o la modificación en las leyes tributarias.

Del Olmo aclaró que este techo de gasto no financiero la Junta pretende reforzar el principio de estabilidad al que está obligado por la Constitución Española, por la UE y por la propia ley estatal "además de conseguir la sostenibilidad de las cuentas públicas".

Según precisó la consejera este techo de gasto no financiero para 2013 se calcula de la suma de los ingresos no financieros para el próximo año (8.339,5 millones de euros) y de la capacidad de deuda prevista para el siguiente ejercicio, 0,7 por ciento del PIB, es decir, 407,2 millones de euros, cantidad a la que hay que descontar 20 millones de euros por ajustes de contabilidad.

Crédito en el presupuesto de 2012

Por su parte, el Proyecto de Ley de Concesión de un Crédito Extraordinario deriva del plan de pago a proveedores, la herramienta legal que permitirá contabilizar en el Presupuesto de la Junta los 1.052 millones en facturas atrasadas que se abonaron el pasado junio a las empresas que realizan obras, servicios o suministros para la Administración autonómica.

Según recordó Del Olmo, el objetivo de esta línea de financiación extraordinaria era "ayudar" a las comunidades a saldar la deuda pendiente con las compañías con las que contratan obras, bienes o servicios, para lo que el Gobierno de España negoció un crédito a 10 años con 11 bancos y cajas de ahorros, que se canalizó a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Acogerse a esta fórmula de cobro era voluntario y en Castilla y León optaron por el sistema 2.137 proveedores de la Junta, a los que las entidades financieras prestamistas abonaron 1.052 millones de euros entre el 27 y el 28 de junio.

Es preceptivo que esta operación se refleje en el Presupuesto de la Junta vigente, algo que debe llevarse a efecto antes del 31 de diciembre de este año, lo que se hará posible gracias al proyecto de ley aprobado el pasado jueves, que por una parte habilita un crédito extraordinario y por otra un suplemento de crédito, de modo que se puedan asignar recursos a partidas presupuestarias o incrementarlas cuando resulten insuficientes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento