El alcalde de Ourense, Francisco Rodríguez
El alcalde de Ourense, el socialista Francisco Rodríguez (i), acompañado por su mujer, tras quedar en libertad provisional acusado de los cargos de cohecho y prevaricación. EFE

El alcalde de Ourense, el socialista Francisco Rodríguez, ha quedado la madrugada de este domingo en libertad provisional acusado de los cargos de cohecho y prevaricación, después de prestar declaración ante la jueza instructora de la Operación Pokémon, Pilar de Lara, y con la obligación de abonar una fianza de 6.000 euros, según ha informado su abogado.

El alcalde llegó a la sede judicial cuando faltaban diez minutos para las diez de la mañana, pero no comenzó a prestar declaración ante la instructora hasta pasadas las 23.00 horas del sábado, lo que se prolongó por espacio de tres horas. Finalmente, salió en libertad en torno a la una y media de la madrugada de este domingo domingo.

Hace ya 72 horas que estoy privado de libertad y ahora mismo, tenéis que entenderlo, lo único que me apetece es descansar"Agradeceros vuestra presencia aquí, sé que lleváis mucho tiempo. Yo la verdad es que estoy un poco cansado. Hace ya 72 horas que estoy privado de libertad y ahora mismo, tenéis que entenderlo, lo único que me apetece es descansar", dijo el regidor a los medios de comunicación a la salida del juzgado de Lugo.

El alcalde matizó que confía "plenamente en la justicia".

Sobre su estado de salud, aclaró que en ningún momento llegó a necesitar respiración artificial durante su período de privación de libertad y al respecto señaló que "me sentí un poco mareado, tengo algún problema de tensión y, nada más, nada grave".

Preguntado por la posibilidad de que se plantee presentar la dimisión, dijo lacónicamente que "ahora toca descansar".

Los dos directivos de la empresa Vendex que pasaron este sábado a disposición judicial en el marco de la misma Operación Pokémon —vinculada con un supuesto tráfico de influencias en la adjudicación de concesiones públicas— quedaron en libertad pasada la medianoche, después de prestar declaración ante la jueza instructora, aunque ambos salieron con cargos.

Los abogados que se ocupan de la defensa de los dos directivos informaron que el delegado de la compañía en Galicia, José María Tutor, ha sido puesto en libertad con la obligación de pagar una fianza, mientras que a Adrián Cordero no se le impuso esta condición. José María Tutor, prestó declaración durante unas cinco horas ante la jueza instructora de la Operación Pokémon y sus abogados indicaron que se le acusa de prevaricación y tráfico de influencias. Comenzaba su comparecencia alrededor de las siete de la tarde y no finalizaba hasta pasadas las once de la noche.

Finalmente, después de prestar declaración quedó en libertad con cargos y con la obligación de abonar una fianza de 4.000 euros, según explicó el letrado que se ocupa de su defensa.

También quedó en libertad, pero en este caso sin fianza, el gerente de la empresa Vendex en Ourense, Adrián Cordero, al que la jueza instructora le imputa los supuestos delitos de cohecho, falsedad documental y tráfico de influencias.

Prisión para el administrador de Vendex

Sin embargo, la jueza ha decretado prisión para el presidente de Vendex y responsable de la ORA en Madrid, Gervasio Rolando Rodríguez, que fue detenido en Madrid, en el marco de la conocida como Operación Pokémon.  El arrestado pasó a disposición judicial este sábado, así como una de las administrativas de la empresa, que quedó en libertad.

La jueza instructora del caso, Pilar de Lara, ha imputado al presidente de Vendex los delitos de cohecho y tráfico de influencias.

El Grupo Vendex gestiona, a través de filiales como Doal o Sermasa, servicios de limpieza de instalaciones municipales o información turística, además de la ORA, en ayuntamientos gallegos como Ourense, Lugo y Santiago de Compostela.

Consulta aquí más noticias de Ourense.