Al Qaeda pide la unión de los musulmanes para cerrar las embajadas de EE UU

  • La organización terrorista puso "como el mejor ejemplo lo que hicieron los nietos de Omar Mujtar, quienes asesinaron al embajador de EE UU".
  • La organización terrorista ha asegurado que dicho ataque se produjo en venganza por el asesinato de su número dos.
  • Consideran que el vídeo contra el profeta Mahoma "se da en el marco de una cadena seguida de guerras cruzadas contra el islam".
  • Un muerto en Egipto y cuaro en Túnez tras los disturbios producidos en las embajadas de EE UU en ambos países.
  • Las protestas por el filme contra Mahoma se extienden a 32 países.
Afganos queman una bandera de Estados Unidos durante una protesta contra la difusión de un vídeo sobre la vida del profeta Mahoma, considerado blasfemo por los musulmanes y supuestamente producido en Estados Unidos, en Nangarhar Gani Khell, Afganistán. El Gobierno afgano ordenó la prohibición del sitio web Youtube en el país para evitar que sus habitantes vean el controvertido vídeo.
Afganos queman una bandera de Estados Unidos durante una protesta contra la difusión de un vídeo sobre la vida del profeta Mahoma, considerado blasfemo por los musulmanes y supuestamente producido en Estados Unidos, en Nangarhar Gani Khell, Afganistán. El Gobierno afgano ordenó la prohibición del sitio web Youtube en el país para evitar que sus habitantes vean el controvertido vídeo.
Abdul Mueed / EFE

Al Qaeda en la Península Arábiga ha pedido a los musulmanes que se unan para continuar las protestas y lograr el cierre de las embajadas de EE UU en sus países, según un comunicado difundido este sábado por el grupo terrorista.

Además, solicitó a "los hermanos musulmanes en Occidente que lleven a cabo sus deberes para apoyar al profeta" Mahoma, porque consideró que son más capaces de llegar al "enemigo".

"Lo que sucedió es algo muy grande, por lo que deben unirse los diferentes esfuerzos con un solo objetivo que es la expulsión de las embajadas estadounidenses de los países musulmanes y que continúen las manifestaciones y protestas", dice la nota, cuya autenticidad no pudo ser verificada.

Dentro de esos esfuerzos, Al Qaeda puso "como el mejor ejemplo lo que hicieron los nietos de Omar Mujtar (héroe de la independencia libia), quienes asesinaron al embajador de EE UU".

La organización terrorista se refería a la muerte del embajador estadounidense en Libia, Christopher Stevens, que falleció el martes pasado junto a otros tres empleados de su legación en un ataque armado contra el consulado en Bengasi, en el este del país, durante las protestas por el vídeo del profeta Mahoma.

Dicen que el ataque en Bengasi se hizo por "venganza"

Al-Qaeda aseguró este sábado que el ataque contra el consulado de Bengasi fue en venganza por el asesinato de su "número dos", Abu Yehia al Libi.

El grupo terrorista señaló que la muerte Al Libi —asesinado en junio pasado en una ofensiva estadounidense en Pakistán— es "el fuego que ha quemado a los enemigos de la nación musulmana", en un comunicado difundido en una página utilizada habitualmente por los islamistas.

Para Al Qaeda en la Península Arábiga, que tiene su base en el Yemen, el cierre de las embajadas y consulados norteamericanos será el paso "para la liberación de los países musulmanes de la hegemonía y la soberbia estadounidense".

Respecto al vídeo del profeta, considerado blasfemo por los musulmanes y que ha desencadenado ataques y protestas contra sedes diplomáticas de EE UU en varios países, el grupo terrorista señaló que "se da en el marco de una cadena seguida de guerras cruzadas contra el islam",

"En respuesta a estas continuas agresiones, los pueblos musulmanes se sublevaron en su apoyo y celo por la dignidad y honor de nuestro profeta", agrega la nota, que subraya que "esta ofensa convirtió la malicia del enemigo en vergüenza e infortunio como castigo".

Un muerto en Egipto

Al menos una persona ha muerto y unas 400 han resultado heridas desde el inicio de los choques entre manifestantes y policías en los alrededores de la Embajada de EE UU en El Cairo, donde esta mañana regresó la tranquilidad, informó una fuente de los servicios de seguridad.

La fuente precisó que este saldo de víctimas es desde el miércoles pasado cuando la policía intentó desmantelar una acampada instalada por los manifestantes para protestar contra un vídeo del profeta Mahoma, considerado blasfemo por los musulmanes, y se desencadenaron los enfrentamientos.

La calma ha retornado a la zona después de que la Policía cerrara esta mañana todas las calles colindantes a la legación y la plaza Tahrir, donde se refugiaban algunos manifestantes, para expulsarlos.

Decenas de agentes antidisturbios se desplegaron en Tahrir, y pedían a todos los conductores de vehículos que querían pasar que desviaran su camino. La Policía colocó barreras de agentes en los principales accesos a la plaza, como el del Museo Egipcio. La fuente de los servicios de seguridad agregó que en estos momentos se ha restablecido el tráfico en Tahrir.

La agencia de noticias estatal egipcia, Mena, destacó que la noche del viernes se registraron duros enfrentamientos entre los manifestantes, que arrojaron piedras y cócteles molotov a los agentes, que respondieron con gases lacrimógenos.

Los sucesos en Egipto se enmarcan dentro de la ola de protestas y ataques en varios países musulmanes contra las embajadas de EE UU por el vídeo, supuestamente producido en este país y cuya autoría aún suscita dudas.

Cuatro fallecidos en Túnez

El número de muertos en los enfrentamientos el pasado viernes entre los manifestantes, en su mayoría salafistas, y las fuerzas del orden durante el asalto a la embajada de EE UU en Túnez aumentó a cuatro personas, y el de heridos, a 49.

Según el último balance, que difundió este sábado la agencia oficial de prensa TAP citando a la directora general del hospital Charles Nicolle, Suad Sadrawi, otros dos heridos fallecieron después de que los médicos intentaran salvarles la vida en una intervención quirúrgica, aumentando a cuatro los muertos por el enfrentamiento.

Tres fallecieron por impactos de bala y el cuarto después de ser atropellado por un vehículo.

Cientos de tunecinos, en su mayoría ortodoxos islamistas de la corriente salafí, se manifestaron el viernes ante la delegación diplomática de EE UU para protestar por el vídeo que en su opinión insulta al profeta Mahoma.

Entraron en la embajada

Los manifestantes lograron acceder a la embajada, quemar la bandera estadounidense e izar la bandera negra con la profesión de fe musulmana, símbolo de los salafistas, así como prender fuego a las instalaciones y a una veintena de automóviles.

El Ministerio tunecino de Asuntos Exteriores consideró que "el incidente no puede, en ningún caso, afectar las relaciones de amistad y cooperación entre los dos países", según un comunicado emitido este sábado.

El ministerio, que condenó "firmemente" los disturbios y la violencia del viernes, a los que calificó de "irresponsables", se comprometió a proteger las embajadas y misiones diplomáticas "en conformidad con las disposiciones del derecho internacional".

Por otra parte, el portavoz del Ministerio de Interior, Jaled Harrud, afirmó que está en "estado de fuga", el líder salafista Seif Allah Ibn Husín, alias Abu Iyadh, buscado por haber instigado a sus acólitos a manifestarse ante la embajada norteamericana, según la prensa local.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento