La mejor escuela de lazarillos

Las claves:
  • Son los cachorros de perros guía de la Fundación ONCE.
  • Se crían en familias de acogida hasta que cumplen un año.
  • Después comienzan su adiestramiento específico para acompañar a un ciego.
Bardem aprende a estar tranquilo en el supermercado. (Pilar Bello).
Bardem aprende a estar tranquilo en el supermercado. (Pilar Bello).

Bardem tiene ya seis meses y desde los tres vive con la familia de Clara y Elena.

Él, que hoy celebra el Día Mundial de los Animales, todavía no lo sabe, pero lo están criando para que, cuando sea adulto, sirva de lazarillo a un ciego.

Al cumplir un año volverá a la Fundación ONCE del Perro Guía para empezar su instrucción.

Con la familia comienza su adaptación al medio que lo rodea.

A los tutores se les facilita un carné especial para poder acceder a lugares a los que no dejan entrar perros y así darle sus primeras nociones de obediencia básica.

Deberán acostumbrarlo al transporte público, a las tiendas, al bullicio, a la limpieza de su entorno y a relacionarse con el ser humano.

La fundación exige que el perro no esté solo más de dos horas al día y se ocupa económicamente de las atenciones alimentarias y veterinarias del cachorro.

60 de media

"En este momento hay una media de 60 reproductores y cachorros viviendo con familias", cuenta Eva Torcuato, supervisora de cachorros de la fundación.

Cuando vuelva a la residencia de la fundación, comenzará su auténtico adiestramiento como perro guía y alrededor de los dos años estará preparado para acompañar a un ciego.

"Se suelen graduar una media de 100 perros al año", comenta Torcuato.

Cuando se jubilan, se quedan en casa del usuario como perro de compañía hasta su muerte. Si no pueden hacerse cargo de él, vuelve al centro y se le busca una familia de adopción

Los invidentes están cuatro semanas en la residencia para acoplarse con uno de esos perros, saliendo todos los días a superar obstáculos, tráfico, tensión, transportes, velocidad, etc.

La vida activa como guía es de unos siete años, aunque esto es muy variable.

"Cuando se jubilan, se quedan en casa del usuario como perro de compañía hasta su muerte", dice Eva. "Si no pueden hacerse cargo de él, vuelve al centro y se le busca una familia de adopción".

Identificados y controlados

Servicio gratuito: El perro guía es un servicio social gratuito para los afiliados solicitantes de la ONCE. Se entregan a usuarios de toda España y hay lista de espera.

Identificados: Además del carné de educador de cachorro para su amo adoptivo, el perro lleva una chapa y un chaleco que lo identifican como futuro perro guía.

Revisiones: Una vez al mes hay que llevar al cachorro a la fundación para revisiones veterinarias, vacunas y controles.

Más información: Fundación ONCE del Perro Guía. Boadilla del Monte. Madrid. Tel.: 916 324 630.

Los protagonistas

Elena. 13 años.

"Me levanto pronto para pasear al perro antes de ir al colegio. Lo llevo por la izquierda, sin dejar que tire de la correa e intentando que no se distraiga con otros perros, como nos han dicho en la Fundación ONCE. Sólo puede comer de su comida y hay juegos que no debe hacer, como correr detrás de la pelota o tirarle un palo para que lo traiga. No debemos olvidar que de él va a depender la seguridad de un ciego en la calle".

‘Bardem’. Futuro perro guía.

Es un golden retriever de seis meses de color canela claro. Dócil, tranquilo y cariñoso, lo que peor soporta es la soledad y las riñas. Una pequeña lesión en una pata retrasó su salida de la residencia hasta los tres meses, pero ya está perfectamente integrado en su familia adoptiva. Progresa adecuadamente en su educación y sociabilización. No se asusta en las tiendas, sube y baja escaleras mecánicas...

Clara. 15 años.

"Se que lo echaré de menos cuando se vaya, pero ahora intento no pensarlo demasiado. Me consuela saber que hará más fácil la vida de algún ciego y que podremos ir a verlo cuando esté en el periodo de adiestramiento y, con un poco de suerte, cuando esté ya con su nuevo amo. Me gusta ir con él a los centros comerciales y a los restaurantes, se porta muy bien y no molesta nunca. En el coche, siempre va tumbado a mis pies".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento