Preventorio de Guadarrama
Un grupo de niñas del preventorio de Guadarrama en la época del franquismo, posando en el patio del centro.

No fue una casualidad. Ni una excepción. Los abusos y maltratos sufridos durante años por las niñas del preventorio de Guadarrama (Madrid) en los años del franquismo, como informó este jueves 20 minutos, fueron una tortura sistemática que se cebó con la población infantil de toda España. En un solo día, decenas de lectores han enviado cartas a este medio en las que se da testimonio de las humillaciones que se sufrían en estas colonias, además de en orfanatos y otros centros asistenciales.

Nunca tuvo una relación  estable y se convirtió en un inadaptado social"Mi hermano acabó traumado para toda la vida. Nunca tuvo una relación sentimental estable y se convirtió en un inadaptado social. Yo quería hablar con él de lo ocurrido, pero lo rehuía. Me acuerdo de que se pasó una buena época en la que hablaba susurrando y sin mirar a nadie a los ojos", comenta Ángela, una de las niñas del preventorio de Guadarrama, sobre su hermano Francisco, ya fallecido.

Francisco estuvo en el preventorio de Savinosa, un enorme complejo destinado a niños ubicado en las playas de Tarragona. Pero no era el único. Existían muchos otros repartidos por todo el país: el Aigües de Bussot (Alicante), el Niño Jesús (Almería), el de Sierra Espuña (Murcia)...

"No hay nada"

"Había muchos, pero no quedan documentos de la época. Investigué mucho sobre el tema, pero nadie tiene nada. Ni fichas, ni documentos oficiales", explica Consuelo García del Cid, que, con su libro Las desterradas hijas de Eva, es una de las pocas personas que se han acercado al tema de los preventorios. En efecto, ni en el Ayuntamiento de Guadarrama, ni en la Conferencia Episcopal, ni en el Ministerio de Interior, ni en la Fiscalía existe ningún informe sobre preventorios, como ha comprobado este periódico. "Buscamos hasta en los archivos de la Administración, pero no hay nada", explica una de las mujeres de Guadarrama.

"El franquismo aprovechó  su estructura asistencial para difundir el credo falangista mitad monje, mitad soldado. Los preventorios no eran parte de este engranaje, pero bebían del mismo espíritu", explica Francisco González de Tena, sociólogo y experto en franquismo.

Cinco preguntas sobre... los preventorios

1. ¿Qué eran los preventorios? En teoría eran centros situados en poblaciones alejadas y con aire puro para tratar la prevención de la tuberculosis entre los niños. Las estancias solían ser de unos meses, pero a veces se prolongaban años.

2. ¿De quién dependían? Del Ministerio de Gobernación de la época (funcionaron entre 1945 y 1975). Mujeres de la sección femenina de la Falange recorrían los colegios en busca de niñas y niños (sobre todo de clase baja) para estos centros.

3. ¿Quiénes eran las cuidadoras? Eran seleccionadas entre la población de las zonas rurales y no contaban con ningún tipo de formación. Cada preventorio tenía cierta autonomía, pero los protocolos de castigos, disciplinas y maltratos eran casi idénticos en todos ellos.

4. ¿Cómo se financiaban? Por medio de subvenciones. Sorprende que siguieran funcionando hasta los años setenta cuando ya casi no había tuberculosis en España.

5. ¿Qué fue de ellos? El de Guadarrama, por ejemplo, ahora es una residencia de ancianos. Otros, como el de Savinosa, están abandonados.