El lehendakari, Patxi López, ha propuesto transformar el Impuesto de Sociedades en un impuesto sobre beneficios empresariales, con una reducción del tipo al 18 para empresas con menos de 25 trabajadores y un aumento de tres puntos para las empresas con beneficios superiores a los dos millones de euros que no reinviertan, para que destinarlo a la creación de empleo durante la crisis.

El dirigente socialista ha planteado, en el Forum Europa-Tribuna Euskadi, trabajar en un pacto fiscal "en Euskadi y para toda Euskadi" para acordar una reforma de la fiscalidad "a largo plazo". Además, ha abogado por poner en marcha otras medidas "inmediatas" y "temporales" para un periodo de tres años, para hacer frente a la crisis.

Entre las medidas, se encuentran elevar al 60 por ciento el tipo máximo para las rentas superiores a los 120.000 euros, crear un impuesto a las "grandes fortunas" para los patrimonios mayores de 1,5 millones de euros, y modificar el Impuesto de Sociedades para convertirlo en "un impuesto sobre beneficios empresariales".

En relación a este último, ha propuesto que se reduzca al 18 por ciento para las empresas con menos de 25 trabajadores para que "sigan haciendo el esfuerzo" de mantener y crear empleo, y que se grave con tres puntos más el tipo actual a las empresas con beneficios superiores a dos millones que "no reinvierten y no generan empleo". "Planteo que todos los recursos recaudados por impuesto sean devueltos para el crecimiento y la creación de empleo", ha explicado.

López ha señalado la necesidad de alcanzar "un gran acuerdo anticrisis entre las instituciones, los empresarios y los trabajadores" y, además, ha abogado por impulsar la contratación "desde lo público", con programas que ayuden a las empresas a contratar o programas públicos de contratación.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.