Urdangarin, en el tanatorio
El duque de Palma, Iñaki Urdangarin. GTRES

Iñaki Urdangarin ha reclamado a la Audiencia Provincial de Palma que declare prescritos los posibles delitos fiscales que el Duque de Palma habría cometido en los años 2003, 2004 y 2005 y que la Agencia Tributaria de Cataluña está investigando.

Los ejercicios prescritos no pueden ser investigados, asegura su abogadoMario Pascual Vives, abogado del yerno del rey, lo ha solicitado así en el recurso de apelación que ha interpuesto contra uno de los últimos autos del juez José Castro, que investiga las actividades del Instituto Nóos y que ha solicitado a la Hacienda catalana —a petición de la Fiscalía Anticorrupción— un informe sobre las actividades de la empresa y de las entidades vinculadas a ella.

En su recurso, la defensa del marido de la infanta Cristina afirma que si los ejercicios fiscales de cualquier empresa correspondientes a los años 2003, 2004 y 2005 están prescritos, no pueden ser investigados en sede penal. Por ello, el abogado apela a su derecho a "denunciar de inmediato la observancia de cualquier actuación contraria a la Ley que rige las normas reguladoras del proceso penal" y, en este caso, "en cuanto a la extinción de la responsabilidad penal por prescripción".

Podrá ofrecer su versión

En el auto recurrido, el magistrado subrayaba que la aparición de nuevos hechos delictivo no causarían "indefensión" a Iñaki Urdangarín, a quien ofrecería, en cualquier caso, "amplia posibilidad de que facilite su versión sobre ellos".

El juez busca dinero enviado a Andorra, Suiza y LuxemburgoEn estos momentos los investigadores permanecen a la espera del informe que la Agencia Tributaria está a punto de presentar así como de la respuesta de las comisiones rogatorias libradas a Andorra, Suiza y Luxemburgo, que prevén arrojar luz sobre el destino del dinero que desde Nóos fue a parar a cuentas bancarias en estos países.

Todo ello permitirá cuantificar el dinero que presuntamente defraudaron Urdangarin y su exsocio Diego Torres para, a partir de ahí, solicitar una fianza de responsabilidad civil millonaria.