El Grupo BASF tiene intención de seguir creando puestos de trabajo en España y en Castilla-La Mancha si las condiciones se lo permiten, al igual que lo hizo en marzo de este año inaugurando una nueva planta en la provincia de Guadalajara.

Así lo ha asegurado el presidente del Grupo BASF en el Sur de Europa e Israel, Erwin Rauhe, antes de participar en Toledo en un coloquio organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección, en el que ha estado acompañado de la consejera de Empleo y Economía, Carmen Casero.

Rauhe ha destacado que BASF, con una trayectoria "larga" en España y con más de 2.000 personas contratadas, conoce "muy bien" este país y la valía de su gente.

En años difíciles como los actuales, el portavoz de la empresa en el Sur de Europa e Israel considera que hay que tener en cuenta el desarrollo que ha tenido Castilla-La Mancha, España y Europa en los últimos años "para mirar cuáles son los valores verdaderos y ver cómo podemos salir de la crisis y volver a crecer".

Opina que se necesita "visión" por parte de los políticos y volver a mirar a los valores de Europa porque, a su juicio, "Europa es irreversible para la economía y la política". "Tenemos que mirar hacia el futuro y dar ilusión a los jóvenes", ha concluido.

Por su parte, Casero ha asegurado que los gobiernos harían "muy mal" si no escucharan a los empresarios y ha apostado por que Europa siga siendo el marco de referencia a partir del cual "podamos seguir trabajando todos juntos".

Por último, ha agradecido a BASF la labor que hace en Castilla-La mancha y le ha animado a seguir creando puestos de trabajo y riqueza en una región "de oportunidades".

Consulta aquí más noticias de Toledo.