No hay quien aparque en la UPV en Leioa por las obras

El aparcamiento provisional está colapsado, cada uno estaciona donde puede y las salidas se taponan. La Universidad recomienda coger el autobús.
Foto enviada por el lector Rubén Méndez.
Foto enviada por el lector Rubén Méndez.
Como era de prever, el aparcamiento provisional del campus de Leioa no está siendo suficiente para que los coches que suben a la Universidad cada día puedan estacionar. Como no hay otro sitio donde aparcar, la superpoblación de coches ha llegado a taponar la salida del recinto. Eso pasó, por ejemplo, en la mañana del viernes pasado.El aparcamiento tiene capacidad para 600 plazas y se sitúa en la campa recién asfaltada de la entrada a la Universidad. Permanecerá abierto hasta agosto de 2007, fecha en que terminará la primera fase de las obras de rehabilitación del campus. Resulta que está pensado para que estacionen en él dos filas de coches. Cuando se llenan, se empieza a aparcar en tercera fila y esto impide la salida de los vehículos.

Sin control

Lo que ocurre es que no hay manera de sancionar a quien aparca mal. El campus es recinto privado y ahí la Policía Local y la grúa municipal de Leioa no tienen acceso.

Algo habrá que hacer: los usuarios proponen pintar marcas en el suelo con un spray fosforescente para delimitar las plazas.

Plazas que, organizadas o no, son limitadas. Por eso la dirección de la UPV pide ir a la Universidad utilizando el transporte público.

Resquemor

La petición puede tocar la fibra sensible del estudiantado, ya que la deficiencia del servicio de autobuses es una de sus quejas históricas. Ya se sabe que la única forma de llegar a la UPV en Leioa es por carretera, que el campus está a once kilómetros de Bilbao y que desde algunas poblaciones no hay conexión directa. Al menos, desde la capital hay una línea nueva. Si antes un Bizkaibus salía de Termibus, pasaba por Zabalburu y cogía la autopista, ahora salen sendos autobuses desde estas estaciones.

Eso sí, todo indica que la cosa irá a mejor. El curso que viene se recuperará la campa y volverá a haber aparcamientos fijos para todos. Además, el tranvía conectará el metro de Leioa con la UPV a partir del año 2008. Pero aún queda un curso.

Mejor aparcar bien en Deusto

En la Universidad de Deusto sí han encontrado un modo de sancionar a quien aparca mal en su recinto, que también es muy limitado. Cuando hay un coche mal estacionado, un bedel le llena los cristales de pegatinas donde pone: «Aquí no se puede aparcar». Algo muy ingrato para el dueño, que ha de esmerarse en rascar la pegatina para volver a conducir.

Cuando tres son multitud

Las dos filas de coches habilitan un pasillo para que los coches salgan del aparcamiento. Cuando éstas se llenan, los vehículos se empiezan a aparcar precisamente en ese pasillo, tal y como muestra la foto enviada por el lector Rubén Méndez.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento