IKEA Murcia ha donado 1.500 kits de baño a los servicios de higiene para personas sin hogar, que ofrecen desde los diferentes programas y servicios de la Fundación Patronato Jesús Abandonado de Murcia.

Estos kits están compuestos de albornoz y juego de chanclas de la familia SOMMARVIND, que podrán ser utilizados por las personas sin hogar que hacen cada año uso de los Servicios y Programas de la Fundación, según han informado fuentes de la marca.

Esta nueva colaboración, se suma a los 15.000 euros en mobiliario y productos de decoración para la remodelación integral de la Residencia para Personas sin Hogar de la Fundación, cuyo proyecto resultó beneficiario del I Programa IKEA Murcia Colabora.

El proyecto de remodelación se llevó a cabo el pasado mes de abril y contó con la colaboración de 65 empleados de la tienda IKEA Murcia que dedicaron un total de 260 horas de voluntariado en el rediseño del espacio y el montaje de los muebles. Además, las propias familias de los empleados de IKEA y voluntarios de la Fundación, ayudaron también a hacer que las nuevas instalaciones sean ya una realidad.

La Fundación Patronato Jesús Abandonado ha atendido en el último año a más de 6.000 personas sin hogar, que se han alojado en el Centro de Acogida, donde casi 10.000 personas se asearon y vistieron. Además, en el Comedor Social de la Fundación se han repartido 240.000 comidas y cenas, para una media diaria de 640 personas.

Asimismo, la Fundación desarrolla otros programas de integración social como son: Talleres Ocupacionales, Actividades Lúdico-Culturales, Taller de Búsqueda de Empleo-Formación y Viviendas semituteladas. Todos estos programas tienen como objetivo fundamental proporcionar una atención integral a las personas atendidas, favoreciendo su proceso de autonomía e inserción social.

Consulta aquí más noticias de Murcia.