'Isaac' se convierte en huracán y sus vientos alcanzan ya los 130 kilómetros por hora

  • La tormenta Isaac se ha convertido en huracán de categoría uno frente a la costa del golfo de México, y se prevé que llegue en la noche de este martes.
  • Los vientos máximos sostenidos de Isaac se han incrementando hasta alcanzar los 130 kilómetros por hora.
  • El alcalde de Nueva Orleans pide a la gente que permanezca en sus casas y el presidente de EE UU, Barack Obama, previene contra "tentar al destino".
Situación de la tormenta tropical Isaac en el Golfo de México, frente a Nueva Orleans.
Situación de la tormenta tropical Isaac en el Golfo de México, frente a Nueva Orleans.
NOAA / EFE

La tormenta tropical Isaac se ha convertido en huracán de categoría uno —sobre un máximo de cinco en la escala de Saffir-Simpson— frente a la costa norte del golfo de México.

Así lo ha anunciado este martes el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE UU, que detalló que un avión de reconocimiento ha detectado que los vientos máximos sostenidos de Isaac se han incrementando hasta alcanzar los 130 kilómetros por hora. Una tormenta se transforma en huracán cuando sus vientos máximos sostenidos alcanzan los 119 kilómetros por hora.

El organismo prevé que la posible marejada ciclónica cause olas de hasta cuatro metros en el sur de Luisiana y Misisipi, y de más de dos metros en Alabama y la costa norte de Florida.

El alcalde de Nueva Orleans, Mitch Laudrieu, ha pedido a la gente que desista ya de abandonar la ciudad y permanezca en sus casas en la noche de este martes cuando se prevé que Isaac, ya convertido en huracán, toque tierra en la costa estadounidense del golfo de México. "Habíamos recomendado a la gente que quisiera hacerlo que se fuera de la ciudad con suficiente antelación. Pero ese margen ya ha pasado, ahora es demasiado tarde", dijo Laudrieu

Según explicó, ahora es momento de que la gente se prepare, se asegure de tener lo necesario, cubra las ventanas, despeje garajes y jardines y se disponga a "quedarse en casa esta noche jugando a las cartas". "Confiamos en que hemos hecho todo lo que podíamos hacer en los últimos años para asegurarnos de que somos capaces de superar este tipo de tormentas", declaró el alcalde, quien en las últimas horas ha insistido: "Estamos preparados para lo peor".

El aeropuerto, cerrado, no será refugio posible

El aeropuerto Luis Armstrong de Nueva Orleans permanece cerrado y advierte en su web de que no servirá de refugio como hizo tras el Katrina. También se han cancelado las clases, así como los transportes públicos. Precisamente, mañana se cumplen siete años desde que el huracán de categoría tres Katrina arrasó esta ciudad, donde murió la gran mayoría de las 1.800 víctimas mortales que dejó a su paso por EEUU. Fue el huracán más costoso y letal de la historia de este país.

El alcalde afirmó que Isaac no llega con tanta fuerza como Katrina. El general Russel Honore, responsable de las operaciones de rescate durante el Katrina, pidió a la población de Nueva Orleans que "escuche a las autoridades, se prepare para posibles inundaciones y cortes eléctricos y no se aventure a salir a la calle".

Desde Katrina, Nueva Orleans ha invertido 10.000 millones de dólares en fortalecer su sistema de diques para proteger la ciudad del oleaje ciclónico. "Esta tormenta no está cerca de eso, así que en este momento estamos muy confiados en nuestra capacidad de reacción", dijo el alcalde Landrieu antes de que se convirtiera en huracán.

En ese sentido, recordó que "la forma en que la gente sufre daños en este tipo de tormentas es no tomándoselo en serio, no siendo humildes y haciendo estupideces como ir a la orilla del agua a ver lo que se siente".

Obama: "No hay que tentar al destino"

El presidente estadounidense, Barack Obama, también insta a los residentes a "seguir las instrucciones". "Quiero exhortar a todos los residentes a seguir las instrucciones de los funcionarios, evacuando si es necesario. Estamos tratando con una gran y peligrosa tormenta, no es momento de tentar el destino", indicó Obama en una breve declaración desde la Casa Blanca.

Precisamente en la ciudad de Nueva Orleans, se cumplirán este miércoles siete años de los efectos causados por el devastador huracán de categoría 5 Katrina, el más costoso y letal de la historia de Estados Unidos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento