Una aplicación para delatar indigentes
Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) ha creado una aplicación para los móviles inteligentes que permite a los usuarios informar si se encuentran con indigentes en los vagones. EP

Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC) ha retirado la función para denunciar las conductas incívicas de su aplicación para teléfonos móviles, iniciativa que había levantado críticas y provocado una campaña en contra que ha recogido más de 53.000 adhesiones en Internet.

Un portavoz de la plataforma Change.org que exigía la cancelación de la aplicación ha asegurado, en un comunicado, que FGC ha dado marcha atrás obligada por la campaña de Internet, mientras que la empresa ha confirmado la retirada aunque ha desvinculado completamente su decisión de la iniciativa promovida a través de las redes sociales.

FGC quería ofrecer a los usuarios una forma fácil de avisar de estas conductas sin correr riesgos Según han explicado fuentes de FGC, la compañía que gestiona la red de ferrocarriles de la Generalitat ha optado por suspender la aplicación en el marco de los cambios que realiza periódicamente para "actualizar" sus iconos. Ferrocarriles ha subrayado que la retirada de esta función en los móviles no afecta a la normativa de seguridad, ya que continúa estando prohibido ejercer la mendicidad o la venta ambulante en estas líneas de transporte suburbano.

FGC introdujo este verano una función en su aplicación móvil que permitía, entre otras cosas, los viajeros advertir de la presencia de músicos ambulantes o indigentes a sus trenes, e incluso facilitaba que los usuarios especifiquen el "tipo de mendigo".

Con esta nueva herramienta, que se podía descargar gratuitamente, FGC quería ofrecer a los usuarios una forma fácil de avisar de conductas no permitidas sin necesidad de correr el riesgo de que los infractores los respondieran con intimidación.

La aplicación presentaba, en el menú de alertas predeterminadas, una docena de situaciones, entre las que destacaban asientos sucios por usuarios que ponen los pies encima, ocupación de asientos reservados para personas mayores o mujeres embarazadas, gente sentada en el suelo, vidrios rayados, apedreadas, grafitis, música alta, viajeros que fuman o usuarios sin billete.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.