Representantes de los trabajadores de Teka han valorado el anuncio de Nestor Martin de instalarse en Maliaño, en lugar de en las instalaciones de Cajo o en las de Haulotte, en Reocín, como un "paso más" que les permite "seguir adelante" con su trabajo.

Así se lo ha explicado a Europa Press Luis Hernández, representante del Comité de Empresa, quien ha considerado que el anuncio es una "buena noticia" y una muestra de que se "siguen cumpliendo los acuerdos", que puede ayudar a calmar a trabajadores que se sintieran "intranquilos" por la falta de novedades sobre el asunto.

Tras el ERE en Teka, Nestor Martin se planteó usar parte de la planta de Cajo, en Santander, pero finalmente ha acabado optando por ubicarse en las antiguas instalaciones de la empresa 'Talleres Martínez', en el polígono La Cerrada de Maliaño.

Ahora que este tema ya se ha "definido", señalan, se puede "seguir adelante", con una solución que además resulta "mejor" para los trabajadores de Teka, que pueden desempeñar sus funciones en mejores condiciones en la fábrica.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.