El proyecto ferroviario, con un total de 207,3 millones de euros, se llevará casi la mitad del total, 471 millones. El Gobierno central invertirá el resto en el acceso al puerto, la supresión de pasos de Feve o el arreglo de las playas. Euskadi recibirá 141 millones más que este año.