Las matriculaciones de automóviles en Castilla-La Mancha se situaron en 641 unidades durante la primera quincena de agosto, lo que supone un descenso del 4% con respecto al mismo periodo del año anterior, según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) facilitados a la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM). En el conjunto de España las ventas se redujeron un 19,6%, con 17.985 unidades.

Las ventas a particulares, consideradas el termómetro más fiel de la situación real del mercado, descendieron un 3,3% en Castilla-La Mancha, con 475 unidades al cierre de la primera quincena, ha informado en nota de prensa GANVAM.

De este modo, la caída registrada en la mayor parte de comunidades autónomas pone de manifiesto que la entrada en vigor de "la subida del IVA el próximo mes de septiembre no está animando a los compradores a adelantar sus operaciones debido al negativo clima económico y la dificultad para encontrar financiación", según GANVAM.

Por su parte, el canal de empresas se contrajo un 5,1% en la región, hasta las 166 unidades, mientras que las alquiladoras no registraron ninguna matriculación, frente a las dos realizadas en el mismo periodo del año anterior.

Sólo país vasco y baleares resisten la caída

En términos regionales, País Vasco y el Archipiélago Balear fueron las únicas comunidades autónomas que marcaron signo positivo en la primera quincena, con un crecimiento del 8,6% y 3,3%, respectivamente.

Frente a esta excepción, las mayores caídas vinieron protagonizadas por la Comunidad de Madrid (-16,2%), Cantabria (-26,7%), Andalucía (-24,4%), La Rioja (-22,1%), Castilla y León (-21,5%), Asturias (-20,5%) y Murcia (-19,6%).

Por su parte, también se registraron descensos en Canarias (-17,4%), Cataluña (-13,5%), Extremadura (-11,6%), Aragón (-10,6%), Navarra (-7,7%), la Comunidad Valenciana, Ceuta y Melilla (-4,8% cada una), Castilla-La Mancha (-4%) y Galicia (-3,7%), aunque todos ellos por debajo de la media nacional.

Consulta aquí más noticias de Toledo.