Más de 10.000 personas asisten a la Noche del Vino del municipio de Cómpeta

La edición de este año, donde se reparten unos 500 litros de caldo de uva, rinde homenaje a Enrique Morente
Elías Bendodo y Teófila Martinez en la Noche del Vino de Cómpeta
Elías Bendodo y Teófila Martinez en la Noche del Vino de Cómpeta
EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN

Más de 10.000 personas visitan este miércoles el municipio malagueño de Cómpeta para celebrar la Noche del Vino, declarada fiesta de Singularidad Turística por la Diputación de Málaga. El pregón será pronunciado por el presidente del ente supramunicipal, Elías Bendodo y se repartirán unos 500 litros del caldo de la uva.

Los festejos han comenzado en la mañana de este miércoles, en la plaza de la Vendimia, donde ha tenido lugar la pisa tradicional de la uva, que ha contado con la participación como Pisadora de Honor de la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, en un guiño del Ayuntamiento de Cómpeta a los actos de conmemoración del Bicentenario de la Constitución de 1812.

Por su parte, los premios Vendimiadores de Honor han recaído en el vicepresidente de Unicaja, Manuel Atencia; el alcalde de Játar (Granada), Francisco José Martín; el humorista Manuel Sarriá, el agricultor Antonio López, la Hermandad de Viñeros de Málaga y la empresa Famadesa.

La jornada ha estado amenizada por los grupos de baile del municipio, la panda de verdiales de Almogía y el grupo de baile 'Al son del tacón', y en el almuerzo se han servido migas, ensalada arriera, bacalao, uvas y vino de Cómpeta. También se ha instalado un mercadillo medieval, con la idea de que haya actividades que resulten de interés para todos los públicos.

La edición número 37 rinde homenaje al cantaor Enrique Morente (1942-2010), por su labor como innovador del flamenco. Así, tras el pregón, Elías Bendodo, como presidente de la Diputación, recogerá una de las tres Uvas de Plata y las otras dos serán para Estrella Morente y Rosario Navas.

Los orígenes de la Noche del Vino se encuentran en las fiestas que hacían los campesinos cuando se despedían de sus familias para ir a trabajar en los cortijos durante varios meses en la producción de la pasa, la uva y el vino. Esa noche se cantaban y se bailaban fandangos de Cómpeta.

Por último, el alcalde del municipio, José Luis Torres, ha recordado que "los Príncipes de Asturias lo utilizaron para brindar en su boda y un zar ruso del siglo XVIII lo calificó como manjar de los ángeles".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento