Morsi anula enmiendas constitucionales del Ejército y releva al ministro de Defensa

  • Ha anulado la declaración constitucional en la que reservaba grandes prerrogativas al Ejército, de las que ahora goza Morsi.
  • También se reserva el poder para designar una nueva Asamblea Constituyente "si hay algún impedimento que le impida completar su trabajo".
  • Abdelfatah al Sisi será el nuevo ministro de Defensa, y Morsi ha designado como vicepresidente a Mahmud Meki.
Mohamed Mursi (c) y Mohammed Hussein Tantawi (i), visitando a unos militares en un puesto de control en El Arish, capital del norte del Sinaí.
Mohamed Mursi (c) y Mohammed Hussein Tantawi (i), visitando a unos militares en un puesto de control en El Arish, capital del norte del Sinaí.
EFE

El presidente egipcio, Mohamed Morsi, anuló este domingo la declaración constitucional aprobada por el Consejo Superior de las Fuerzas Armadas justo antes de transferir el poder y en la que reservaba grandes prerrogativas al Ejército.

El portavoz presidencial, Yaser Ali, leyó en la televisión estatal una declaración en la que Morsi ordenó la anulación de las enmiendas constitucionales aprobadas por el CSFA el 17 de junio, nada más cerrarse las urnas de las presidenciales.

En aquel texto, la cúpula militar se arrogaba el poder legislativo mientras el Parlamento estuviese disuelto, algo que había ordenado poco antes el Tribunal Constitucional.

Además, aquellas enmiendas constitucionales (calificadas por los opositores como un golpe de Estado blando) también daban a las Fuerzas Armadas una amplia autonomía para gestionar su presupuesto y le otorgaban la capacidad, entre otras cosas, de decidir sobre la declaración de guerra.

Sin embargo, ahora Morsi pasa a "gozar de todas las prerrogativas estipuladas en la cláusula 56" de la Constitución provisional, aprobada en marzo de 2011, entre las cuales está la autoridad legislativa.

En el decreto leído por Ali, Morsi se reserva asimismo el poder para designar una nueva Asamblea Constituyente —encargada de elaborar la nueva Constitución— "si hay algún impedimento que le impida completar su trabajo".

Una renovación de cargos

Estos profundos cambios, que implican despojar a los militares de gran parte del poder que se habían reservado, se producen en paralelo al anuncio del paso al retiro del ministro de Defensa y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Husein Tantaui, y del jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, Sami Anan.

Además, Morsi también designó este domingo como vicepresidente al juez Mahmud Meki, juez que se distinguió por su defensa de la independencia judicial durante la Presidencia de Hosni Mubarak.

El nuevo comandante en jefe de las Fuerzas Armadas y ministro de Defensa será el general Abdelfatah al Sisi, quien fue al mismo tiempo ascendido a rango de mariscal. Mientras, el general Sedqi Sobhi fue designado como nuevo jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, es decir, el "número dos" del Ejército egipcio.

Tantaui y Anan eran los hombres fuertes del Consejo Superior de las Fuerzas Armadas (CSFA), que dirigió el país tras la renuncia de Mubarak hasta la elección de Morsi como presidente en junio de este año.

El propio Anan ha sido designado como asesor del presidente egipcio, mientras que otro de los generales del CSFA, Mohamed al Asar, fue nombrado asistente del Ministerio de Defensa.

Hace solo cuatro días, Morsi ya emprendió una profunda remodelación de los aparatos de seguridad del Estado, con el retiro del jefe de los servicios secretos, Murad Muafi.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento