La Dirección General de Interior del Departamento de Política Territorial e Interior del Gobierno de Aragón ha recordado algunos consejos básicos ante la nueva ola de calor que podría llegar en los próximos días a la Comunidad aragonesa.

Las altas temperaturas afectan, sobre todo, a los mayores de 65 años, a niños hasta cinco años de edad, a personas que realizan actividades que requieren de un gran esfuerzo físico, y personas con problemas cardíacos, con alta presión sanguínea, problemas intestinales u obesidad.

Por ello, se recomienda seguir una serie de instrucciones y consejos que pueden llevarse a cabo. En el hogar es conveniente mantener durante el día las persianas y ventanas cerradas y ventilar por la noche. Los ventiladores pueden aliviar ligeramente los efectos del calor aunque no son capaces de bajar la temperatura, siendo preferible el uso de aparatos de refrigeración.

En cuanto a los cuidados personales se debe limitar la exposición al sol todo lo posible; beber mucha agua sin esperar a tener sed y evitar las bebidas alcohólicas; evitar comidas calientes o pesadas, consumir platos fríos, ensaladas y frutas. Usar ropa ligera, no apretada, de colores claros y preferentemente de algodón.

También es aconsejable utilizar alguna protección para la cabeza como sombrero o gorra, usar cremas de protección solar con factores superiores a 15; buscar refugios en la sombra o en un lugar con aire acondicionado; tomar alguna bebida no alcohólica fresca y descansar.

En el caso de que aparezcan síntomas graves de afección por el calor tales como temperatura corporal muy elevada, dolor de cabeza, vómitos o pérdida de consciencia, llamar al 112 para conseguir asistencia médica lo antes posible.

En cuando a las actividades cotidianas, hay que evitar las que exijan esfuerzo físico importante y si se hacen tener una hidratación previa al ejercicio, planear esas actividades por las mañanas o al atardecer y beber líquidos con sales minerales (isotónicas) para reponer las que se pierden con el sudor.

Asimismo, los mayores y los niños deben seguir unos cuidados específicos, por lo que hay que vigilar estrechamente a ancianos y niños a su cargo animándoles a tomar líquidos aunque no manifiesten sed y observar la aparición de algún síntoma de deshidratación, además de procurar que los niños no jueguen o realicen ejercicio expuestos al sol en las horas más calurosas.

Manual de autoprotección

Todas estas recomendaciones forman parte del Manual de autoprotección, que ha sido publicado en el 'Atlas de Carreteras de Aragón', editado recientemente por el Departamento de Política Territorial e Interior, con el objetivo de servir de herramienta útil a todas aquellas personas que participan en las labores de Protección Civil.

Este atlas recoge toda la cartografía aragonesa, lo cual permite una información más amplia y detallada que alcanza las pistas rodadas de monte sin asfaltar. También incluye información geográfica y toponímica, la situación de embalses y presas, los polígonos industriales y planos callejeros de las capitales de comarca.

Asimismo, se ha añadido información propia de emergencias como la de los Parques de Bomberos, Policía Local y la actualización del manual de autoprotección y las normas ADR, referentes al transporte de mercancías peligrosas por carretera.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.