Laurie Lipton dibuja la grotesca decadencia de Los Ángeles

  • La artista inaugura la exposición 'L.A. Sous-Real'.
  • Las obras pretenden mostrar el delirio de la vida en la ciudad de Hollywood.
  • Lipton dibuja al claroscuro con una técnica heredada de la escuela flamenca.
Alienación, humor negro y alegoría medioambiental en uno de los dibujos de Lipton
Alienación, humor negro y alegoría medioambiental en uno de los dibujos de Lipton
Courtesy of Ace Gallery

"Mis grandes temores son la muerte y el olvido. Por eso intento llevar a papel el horror de la fugacidad de la vida y su maravilla". La artista que enuncia esta declaración de principios, Laurie Laipton, acaba de inagurar una exposición donde disecciona con lápiz y carboncillo la grotesca decadencia, que califica de "extraterrenal" de Los Ángeles, la urbe estadounidense eternamente asociada con Hollywood y los sueños de celuloide.

La exposición, que se inauguró el 14 de julio en la galería ACE de la ciudad estadounidense, se titula L.A. Sous-Real, que juega con los términos surrealista; sur, la palabra francesa para la preposición en, y sous, que significa debajo.

"Mi obra no tiene que ver con el surrealismo o los sueños. Trato de capturar la parte más vulnerable de la psicología de la realidad cotidiana. A cada dibujo le dedico una gran cantidad de tiempo y esfuerzo, entonces no puedo permitirme pintar sobre algo que no me importe. L.A. Sous-Real es mi apasionada respuesta a Los Ángeles, mi extraña y extraterrenal ciudad", explica la artista, que ha vivido más de la mitad de su vida en Europa y, a pesar de ser nativa de Nueva York, se siente ajena en su patria ("soy una extranjera en mi país"

Fabricando 'democracia'

La colección de dibujos que Lipton expone —hasta el 8 de septiembre— vuelven sobre los temas que interesan a la artista: la decadencia física, los vanos intentos por detenerla mediante el esteticismo y la belleza falsa, la presencia de la muerte en el mundo moderno, la manipulación y la alienación derivadas de la técnología. Quizá el punto de novedad lo ponga el dibujo Democracy (Democracia), donde una multitud es controlada en una factoría mediante la fabricación de líderes plásticos que supervisan cuatro hombres con aspecto de banqueros.

El resto de las piezas abundan en la introspección alucinada sobre la decadencia física. Se trata de obras de ejecución compleja y laboriosa —construye tonos mediante la superposición de finísimas líneas trazadas a lápiz— que Lipton definió como "ligeramente perturbadores y complejos hasta la locura" en una entrevista publicada por 20minutos.es hace unos meses.

A medias con Goya

Lipton comenzó a dibujar imágenes con gran riqueza de detalles cuando sólo tenía cuatro años. Tras licenciarse en dibujo en los EE UU, vivió en Holanda, Bélgica, Alemania, Francia y el Reino Unido. Su nombre comenzó a ser reconocido cuando, en 2003, expuso en el Instituto Cervantes de Londres en The Sleep of Reason, una exposición que combinaba diez caprichos de Goya y 20 dibujos de Lipton. Inspirada por los dibujos religiosos flamencos, la artista emplea técnicas del siglo XVII.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento