El espectacular diseño de los automóviles más veloces de la historia interesa a los museos

  • Reúnen vehículos que no solo deslumbraron por prestaciones, sino también por abrir camino a nuevas formas de diseño industrial.
  • Entre los coches están varios que consiguieron records de velocidad en las llanuras salinas de Utah.
  • También se exhibe el Jaguar XK-SS Roadster que fue propiedad del actor y piloto Steve McQueen.
El 'Mormon Metor III' fue diseñado y conducido por un alcalde de Salt Lake City
El 'Mormon Metor III' fue diseñado y conducido por un alcalde de Salt Lake City
Courtesy of Price Museum of Speed, Salt Lake City, Utah © Peter Harholdt

Los automóviles como piezas de arte y logros del más avanzado diseño industrial siguen abriéndose paso en los museos, que durante los últimos años se interesan con creciente regularidad por estas piezas que no sólo pueden reducirse a fantásticas maquinarias de velocidad. La última muestra de este carácter es Speed: The Art of the Performance Automobile (Velocidad: el arte del automóvil de alto rendimiento).

La exposición, que se celebra en el Utah Museum of Fine Arts de Salt Lake City (EE UU), reúne 19 coches de diseño deslumbrante y características no menos espectaculares. La muestra está en cartel hasta el 16 de septiembre (entradas entre 3 y 18 dólares).

Perfección del diseño

La perfección del diseño de los coches únicos y de producción limitada fascina a los museos. En 2011, el museo Les Arts Décoratifs de París llevó a sus salas casi una veintena de vehículos para la exposición L’Art de L’Automobile: Chef d’Oeuvres de la Collection Ralph Lauren (El arte del automóvil: piezas maestras de la colección de Ralf Lauren), que mostraba las joyas de la corona del parque móvil privado del modisto. También el año pasado, el Museo de Portland (Oregón, EE UU) presentó The Allure of the Automobile, (El encanto del automóvil), y en 2007 el Phoenix Art Museum programó Curves of Steel (Curvas de hierro).

Como en estos casos, Speed: The Art of the Performance Automobile presenta las piezas de la exhibición con las mismas intenciones que si se tratase de las habituales obras de museo exclusivas y únicas. No hay engaño en la pretensión: con muy pocas excepciones, los coches mostrados en Salt Lake City carecen de duplicados o gemelos.

Cerca de las llanuras salinas

Dada la cercanía de la ciudada estadounidense con las llanuras salinas de Boneville, lugar donde tradicionalmente se hacían las pruebas de velocidad sobre tierra —el récord mundial actual es de casi 1.233 kilómetros por hora, conseguido en octubre de 1997 en el desierto Black Rock (Nevada-EE UU) por el piloto inglés Andy Green y el vehículo a propulsión Thrust SSC—, gran parte de los coches de la exposición son prototipos empleados para este tipo de fines. Uno de estos prototipos es el Mormon Meteor III, que fue diseñado y conducido por el alcalde de Salt Lake City David Abbott Ab Jenkins (1883-1956).

Entre los vehículos, de hasta un siglo de antigüedad, también hay vehículos de celebridades, como el muy cool Jaguar XK-SS Roadster de 1957, que perteneció al actor y piloto de carreras Steve McQueen.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento