El Servicio de Protección Civil del 112 de Cantabria ha rescatado este domingo a un espeleólogo madrileño del interior de la cueva de Coventosa, en Arredondo.

El hombre no pudo terminar el recorrido que estaba realizando en el interior de la cavidad junto a otro compañero, de 30 horas de duración, porque se encontraba "exhausto" y "agotado", han informado fuentes del Ejecutivo a Europa Press.

El rescate ha sido coordinado por el director de operaciones adjunto del 112, Francisco Caso. Este servicio recibió el aviso en torno a la una del mediodía y el rescate ha concluido pasadas las siete y media de la tarde.

Fue el otro espeleólogo el que salió al exterior a pedir ayuda. Les faltaba por recorrer la última parte de la ruta de esta cueva, la más larga de Cantabria, una zona de mayor dificultad por la presencia de lagos y lagunas, que obliga a realizar tramos a nado.

En el operativo han participado efectivos del grupo de Espeleosocorro del GREIM (Grupo de Rescate e Intervención en Montaña) de la Guardia Civil de Potes, y un equipo sanitario. De hecho, un médico ha entrado a la cueva junto a los agentes encargados del rescate, sobre las cuatro de la tarde. También han introducido en la cueva una barca hinchable.

Otros sucesos

Al margen de este rescate, los servicios de emergencias han atendido otras incidencias en la región, derivadas de la presencia de medusas en la playa de Los Locos, en Suances, un fuego de plumeros en el campo de fútbol de Monte, en Santander, o el incendio de una vivienda en Torrelavega.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.