El general Sondhi Boonyaratklin, líder de los golpistas, durante el mensaje televisado
El general Sondhi Boonyaratklin, líder de los golpistas (REUTERS)
Más de diez tanques y centenares de efectivos del Ejército bloquearon en la tarde del martes las principales arterias de acceso al centro de la ciudad de Bangkok, en Tailandia, y tomaron el edificio del Gobierno.
El Ejército ha anunciado que toma el control de Bangkok para mantener "la ley" y ha expresado su lealtad al Rey

En un anuncio oficial transmitido por el canal 5 de la televisión, el Ejército declaró la creación de un 'Consejo Administrativo para la Reforma' para mantener "la ley y el orden", confirmando los rumores de un intento de golpe de Estado, y expresó su lealtad al Rey.

Este canal, regido por el Ejército, había suspendido poco antes la programación y estaba emitiendo, en su lugar, imágenes de la familia real y cánticos asociados en el pasado con golpes de estado militares.

Antes de ser depuesto, el primer ministro tailandés, Thaksin Shinawatra, que se encuentra en Nueva York en la Asamblea de la ONU, declaró el estado de emergencia y ordenó al Éjército que se abstuviera de hacer cualquier movimiento ilegal.

Shinawatra ha cancelado su discurso ante la asamblea de Naciones Unidas

Además, destituyó al general que ha urdido el golpe de Estado, según la televisión tailandesa, y canceló su discurso ante la Asamblea de Naciones Unidas.

El discurso estaba previsto para última hora del miércoles, pero fue cambiado a este martes en torno a las 19.00 hora local (23.00 GMT), antes de ser finalmente cancelado.

Ambiente tenso en los últimos días

Thaksin Shinawatra se encuentra inmerso en plena crisis política por una campaña callejera en su contra.

Según RNE, en los últimos días se habían producido en el país diversas manifestaciones de protesta contra el primer ministro.

Los rumores de un posible golpe de Estado en el país, según la BBC, habían comenzado hacía ya un mes, cuando tres de los miembros de la Comisión Electoral fueron detenidos y encarcelados por prestar apoyo ilícito a la formación gubernamental 'Thai Rak Thai' (Tailandeses aman lo tailandés), que encabeza Shinawatra, un multimillonario y ex oficial de la policía convertido en político.

En estos momentos cabe esperar la reacción del Rey, una figura tratada casi como un dios por los tailandeses
El Thai Rak Thai ganó las elecciones legislativas el pasado 2 de abril, aunque éstas fueron boicoteadas por toda la oposición y, recientemente, el Tribunal Constitucional ha determinado que éstas fueron inconstitucionales.

Tailandia es una monarquía constitucional en la que el rey tiene poco poder y en el que el cabeza de gobierno es el primer ministro designado por el monarca.

El último golpe de Estado en Tailandia se produjo en 1991 contra el gobierno del primer ministro electo, Chatichai Choonhavan, pero a partir de la matanza de activistas democráticos al año siguiente, los militares fueron apartándose gradualmente de la política.