Los reporteros Monica Bernabé y Gervasio Sánchez advierten que Afganistán está "casi al borde del abismo"

Critican la actuación de la presencia internacional que ha pactado con "lo peorcito" de la sociedad afgana: los denominados 'señores de la guerra'
Mónica Bernabé y Gervasio Sánchez
Mónica Bernabé y Gervasio Sánchez
EUROPA PRESS

La periodista Mónica Bernabé y el fotógrafo Gervasio Sánchez han alertado este miércoles de que Afganistán, después de diez años de conflicto, está "casi al borde del abismo", una situación de la que, a su juicio, es culpable "en cierta manera" una presencia internacional que ha pactado "con lo peorcito de la sociedad", los denominados 'señores de la guerra' de un país que ha invertido "mucho" en policía y no en cambiar su sistema judicial.

"Si te alías con lo peorcito de la sociedad, con los señores de la guerra, no puedes aspirar a que se respeten los derechos humanos", ha aseverado Bernabé, única periodista española que reside actualmente en Afganistán.

Con motivo de su participación en Santander en un curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) junto al fotoperiodista, Bernabé, que también es presidenta de la Asociación por los Derechos Humanos de Afganistán, ha criticado el "legado" dejado por la presencia de la sociedad internacional, que es, por una parte, a los talibanes en la insurgencia y a "criminales de guerra" en puestos de poder.

"Los extranjeros llegaron a Afganistán en el año 2001 asegurando que iban a ayudar a mujeres afganas, que iban a promover los derechos humanos y que iban a implantar la democracia y resulta que no ha sido así", ha lamentado la periodista.

En este sentido, Bernabé ha denunciado que en este país, a pesar de haber habido elecciones, no existe una democracia "de verdad", sino "tutelada" por países como Estados Unidos, que —ha afirmado— desde 2001 "movió los hilos" para elegir como presidente a Hamid Karzai.

"cultura de la impunidad"

Ha advertido de que, como consecuencia de la situación de un país controlado por los 'señores de la guerra', y en el que la "gran víctima es la población afgana", existe una "cultura de la impunidad" y un "descontrol generalizado".

Bernabé se ha mostrado "bastante pesimista" con el futuro del país y ha reconocido que la situación se puede "degradar" más cuando las tropas de ocupación desplegadas en Afganistán se marchen pues —ha dicho— la "atención" internacional generada por la presencia de soldados de diversos países "va a desaparecer".

Horizonte político

Sobre el panorama político del país, Bernabé "duda mucho" que los talibanes, si no pactan, puedan llegar a controlar el conjunto del país como lo hicieron en 1996. En este sentido, ha explicado que si los talibanes se están planteando unas negociaciones con Karzai, que, por otra parte, aún no han arrancado, es que quieren llegar al Gobierno afgano.

La mujer:

"el último mono"

Por su parte, Bernabé ha denunciado en la rueda de prensa la situación que viven en Afganistán las mujeres que son, según ha dicho, "el último mono". Aunque ha reconocido que para las mujeres ha habido algunos avances frente a la etapa de dominio de los talibanes, donde su situación era "bestial", ha asegurado que no se han resuelto "los problemas de fondo".

En este sentido, se ha referido a los "abusos" que, de forma "generalizada" y "en todos los sentidos", sufren las mujeres en el seno familiar a pesar de que existen unas leyes contra la violencia de género que, sin embargo, "no las cumple nadie y a nadie le importa".

Menos policía,

Más justicia

Por su parte, Gervasio Sánchez, Premio Nacional de Fotografía 200, ha lamentado que lo "mucho" que se ha invertido en policía en Afganistán no se haya dedicado a cambiar "de arriba abajo" el poder judicial, como, a su juicio, debería haber ocurrido.

"Se ha convertido en una justicia de pago", ha denunciado el reportero, que se ha preguntado qué mujer puede con esta situación denunciar ante la Justicia de su país la situación en la que vive. Como ejemplo de estas circunstancias, ha asegurado que hay "crías" de 14 años que están encarceladas por ser violadas.

Una política de comunicación "vergonzosa"

Por otra parte, en la rueda de prensa el fotoperiodista ha atacado una política de comunicación del Ministerio de Defensa de España dirigida —ha dicho— a "evitar por todos los medios" que llegue información sobre la situación de Afganistán.

De hecho, ha asegurado que ha sido "vergonzosa" desde el Gobierno del 'popular' José María Aznar y con el ministro Federico Trillo, y durante la época del socialista José Luis Rodríguez Zapatero con José Bono, José Antonio Alonso y Carme Chacón ocupando esta cartera.

"La política de comunicación (del Ministerio de Defensa) funciona como el chiringuito del ministro de turno", se ha quejado. Sin embargo, ha reconocido que con el actual ministro Pedro Morenés —al que ha calificado como un "expendedor de armas"— "se ha mejorado un poco la política informativa" de este departamento y ha deseado que esto continúe.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento