La Asociación Unificada de Pequeños Accionistas (AUPA) ha tachado de "pantomima" y "despilfarro fuera de control y medida" la comida que ha organizado el Racing de Santander para "agasajar" a los socios con una antigüedad de más de 50 años, más un acompañante.

Este colectivo considera una "excusa" el motivo que se ha dado para justificar este evento, la explicación del proyecto social y deportivo, "que no el económico", han apuntado.

"Las explicaciones del supuesto proyecto social y deportivo debieran haberse producido, cuando menos, en la Junta del 20 de mayo, delante del máximo órgano de la sociedad, como así se les requirió haciendo caso omiso", han aseverado.

Además, creen que esas explicaciones deberían darse a todos los aficionados "y no sólo a los que ellos eligen ahora, obviando al resto de aficionados y, lo que es más preocupante, a los accionistas más importantes".

"La comedia que se pretende escenificar es evidente, una nueva versión del pan y circo romano", sentencian.

Los minoritarios recuerdan que "en el momento en que se celebre el almuerzo, habrán pasado cuarenta y siete días desde la Junta que nombró a este Consejo y que, transcurrido ese tiempo, a escasos días de iniciarse la pretemporada, no hay absolutamente nada -jugadores, entrenador...-, ni siquiera legalidad en este consejo, como ha reconocido la propia justicia".

"Vestir de normalidad lo que es absolutamente anormal no se puede tomar nunca en serio", manifiestan en un comunicado, en el que explican que, al haberse puesto en contacto con ellos varios abonados sobre este tema, se da "libertad absoluta a sus asociados para acudir o no al acto".

Y apuntan que "todo hace prever que, para asegurarse una foto con abundante concurrencia, los consejeros indignos están dispuestos a hacer lo que sea, incluido el gasto de una suma importante de dinero, siendo el Racing una empresa que no anda sobrada de recursos".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.