La Guardia Civil ha localizado en Melilla a un inmigrante subsahariano oculto en el maletero de un vehículo de matrícula marroquí que pretendía pasar a la ciudad española por la frontera de Beni Enzar.

Según ha informado el Instituto Armado, la localización se produjo el pasado domingo cuando los agentes sospecharon de una "anomalía en la configuración del maletero", por lo que procedieron a su inspección. En ese momento, el conductor del vehículo emprendió una veloz huída hacia el interior de Melilla.

Los agentes, que comenzaron a seguir al vehículo, alertaron a una patrulla de la Policía Local que estaba regulando el tráfico en el exterior del recinto aduanero, por lo que cortaron el tráfico para interceptar e inmovilizar al vehículo y, por tanto, detener al conductor.

Simultáneamente, y tras forzar parte del maletero y el paragolpes trasero del vehículo, los guardias civiles localizan en su interior a un joven subsahariano, indocumentado, que dice ser ciudadano de Guinea-Bissau y llamarse B.B., de 17 años de edad.

Este 'sin papeles' presentaba síntomas de entumecimiento en todo su cuerpo, agitación, desorientación y dificultad en la respiración, por lo que fue trasladado al servicio de Urgencias del Hospital Comarcal.

El conductor, una vez identificado, resultó ser un ciudadano marroquí que atiende a las iniciales M.E.I, vecino de Nador y de 25 años de edad, sin ninguna vinculación con Melilla. M.E.I. pasó a disposición judicial como supuesto autor de un delito contra los derechos de los ciudadanos Extranjeros.

Consulta aquí más noticias de Melilla.