La Subdelegación del Gobierno en Málaga ha abierto un expediente para determinar si se ha cometido una infracción grave en el traslado de obras de arte desde el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid al Carmen Thyssen de la capital malagueña, ya que, al parecer, no se habría empleado la seguridad estipulada en estos casos.

El Grupo de Seguridad Privada de la Brigada Provincial de Málaga denunció la falta de vigilantes tras realizar una inspección a la llegada el pasado 21 de marzo al Palacio de Villalón de estas obras, que conforman la actual exposición temporal de la pinacoteca malagueña, 'Paraísos y paisajes en la Colección Carmen Thyssen. De Brueguel a Gaugin'.

Según lo establecido por la ley, dado el valor de las obras, superior a los 64 millones de euros, éstas deberían haber contado con presencia de vigilantes de seguridad en su traslado, algo que, sin embargo, parece que no ocurrió, según ha informado la Cadena SER.

Además de la falta de vigilantes, la Unidad Central de Seguridad Privada de Madrid, dependiente de la Dirección General de la Policía, advirtió en su correspondiente informe de que la compañía transportista no estaba inscrita en el Registro de Empresas de Seguridad del Ministerio del Interior.

Tras este informe, la Subdelegación del Gobierno pidió al Museo Carmen Thyssen de Málaga el contrato con la empresa que se hizo cargo del traslado de estos fondos. Los hechos prácticamente coinciden con el despido del anterior jefe de Seguridad de la pinacoteca malagueña, José Luis Zambrano.

Alcalde de málaga

Preguntado este jueves por dicho asunto, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se ha mostrado seguro de que "se cumplieron absolutamente todas las normas" en el traslado de las obras de la exposición 'Paraísos y paisajes en la Colección Carmen Thyssen. De Brueguel a Gaugin'.

Ha reconocido a Europa Press que hubo "alguna comunicación" al respecto por parte del anterior jefe de Seguridad del Museo Thyssen de Málaga, pero "sin fundamento", ya que la pinacoteca madrileña "tiene unas personas para estos temas que son absolutamente expertas a nivel mundial y, por tanto, las obras se trasladaron con una garantía máxima".

Una seguridad que el primer edil malagueño ha extendido al Museo Thyssen de Málaga, por lo que "estoy absolutamente tranquilo de que las cosas se han hecho bien, como es natural".

Izquierda unida

Por su parte, el grupo de IU en el Ayuntamiento de Málaga ha anunciado que pedirá la dimisión del gerente del Museo Carmen Thyssen, Javier Ferrer, de ser cierta la apertura de este expediente por parte de la Subdelegación del Gobierno.

Para la concejala de IU, Antonia Morillas, "Ferrer no puede ocupar un puesto de relevancia como éste tras demostrar una notable incapacidad de gestión", al tiempo que ha recordado que "es uno de los sueldazos del Ayuntamiento, cuya remuneración con cargo a las arcas públicas ronda los 80.000 euros, a razón de su supuesta profesionalidad".

"O el gerente conocía la legislación y la ha incumplido o la desconocía y, en consecuencia, ha hecho una gestión chapucera; en ambos casos, estaríamos ante un ejemplo de gestión nefasta, que sale muy cara a los malagueños", ha manifestado en un comunicado. "Con ese sueldo no son tolerables errores", ha advertido.

Ante esta situación, IU ha exigido una reunión con carácter urgente y extraordinario del Patronato del Palacio de Villalón para que el gerente ponga a disposición de los miembros toda la información relacionada con este asunto.

Asimismo, la coalición de izquierdas demandará explicaciones al concejal de Cultura, Damián Caneda, en la correspondiente Comisión de Pleno y, dependiendo de lo que se diga, se pedirá la comparecencia del alcalde en el pleno de este mes de julio.

Morillas ha indicado, por último, que "Ferrer lleva años formando parte del equipo de confianza del alcalde y, precisamente, no ha destacado por una fructífera ni brillante gestión para la ciudad".

Consulta aquí más noticias de Málaga.