El Ayuntamiento de Vitoria y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Álava han firmado un convenio para la mejora del uso de la medicación en 25 usuarios del servicio de ayuda domiciliaria (SAD).

Este servicio está destinado a personas cuyas trabajadoras domiciliarias tengan asignadas tareas de recogida y gestión de recetas y supervisión de la toma de medicación, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

El objetivo de este acuerdo es ofrecer soluciones y mejorar la salud de las personas atendidas en este servicio, y que presentan problemas con el uso de sus medicamentos, especialmente el incumplimiento terapéutico.

Los farmacéuticos que se adhieran a este convenio prepararán de forma individualizada la medicación semanal para estos pacientes en los Sistemas Personalizados de Dosificación (SPD).

Las oficinas de farmacia participantes son las que específicamente hayan sido acreditadas para ello por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Álava.

Para obtener la acreditación, la oficina de farmacia ha de contar, al menos, con un farmacéutico o una farmacéutica que haya realizado el curso de formación correspondiente y su titular debe suscribir el compromiso de adherencia al programa.

Este convenio permitirá realizar un control y seguimiento de estos pacientes, para valorar la eficiencia de los tratamientos prescritos. Asimismo, se pretende ajustar la dispensación a las necesidades reales del paciente, para evitar la acumulación innecesaria de medicamentos en los domicilios.

Consulta aquí más noticias de Álava.