La baronesa Carmen Thyssen ha respondido este jueves a las críticas por la venta de 'La esclusa' de John Constable, y ha asegurado que el barón no le habría dicho que no a la venta, ya que había mucha "compenetración" entre ellos y lo único que le pidió fue que no se vendiera su colección privada.

"Me faltaba liquidez y no me da ninguna vergüenza, aunque Dios quiera que no tenga que vender ningún cuadro más", ha explicado la baronesa en rueda de prensa en Sant Feliu de Guíxols durante la presentación del Espacio Carmen Thyssen.

"Es evidente que sabe mal, pero la vida sigue y hay crisis para todos. Me siento muy tranquila, aunque me ha costado tres años tomar la decisión", ha continuado Carmen Thyssen.

Y es que según ha explicado ofreció 'La esclusa' a la ministra de Cultura del PSOE, Ángeles González-Sinde, e incluso al actual ministro, José Ignacio Wert, pero no pudieron adquirir la obra por la crisis económica.

"donde ha ido mi bebé"

La baronesa también ha afirmado que se ha interesado por el comprador de 'La esclusa', venta por la cual recibirá 20 millones de libras esterlinas, y ha asegurado que le gustaría saber quién es.

"Quiero saber dónde ha ido mi bebé y espero que lo exponga al público como hemos hechos nosotros todo este tiempo", ha declarado.

Críticas de la hija del barón

Carmen Thyssen también se ha referido a las críticas que ha recibido desde la venta del cuadro y por ejemplo, ha recordado que la hija del barón, Francesca Thyssen, también vendió cuadros de su padre poco después de la muerte de éste.

"Francesca no tiene colección, es marchante y representa a pintores carpinteros", ha expuesto la baronesa.

Finalmente, en relación a otras críticas procedentes de la Fundación del Museo Thyssen, simplemente ha dicho que no le importan.

Consulta aquí más noticias de Girona.