El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Iñigo Nagore ha comunicado esta mañana que "la situación de la enfermedad 'fuego bacteriano', se está extendiendo por toda La Rioja baja", -ha añadido- "desgraciadamente hemos tenido que tomar la solución de convivir con la enfermedad , porque nos vemos incapaces de controlar la situación".

Nagore ha afirmado que "hay más de 75 hectáreas de arranque, aunque la superficie contaminada es mucho mayor, el panorama es sombrío".

Al tratarse de una enfermedad que no tiene un tratamiento eficaz, solo queda tomar medidas locales con ayuda de tratamientos e informar a los agricultores de ellas. Los agricultores deben de ser conscientes, tomar medidas sobre sus cultivos y seguir el ejemplo que han llevado a cabo otras regiones en España y Europa.

El año pasado se pagaron unas indemnizaciones de 320.000 Euros, con los positivos que se han detectado este año, la cifra ha aumentado a 600.000 euros.

El consejero ha señalado que "es imprescindible la desinfección de los instrumentos de poda, tratamientos preventivos, intentar mantener ' a raya' la infección".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.