El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, considera "injustas" las críticas a la falta de coordinación en la extinción de los incendios y califica de "ejemplar" el trabajo llevado a cabo por los profesionales dependientes del Gobierno central y de las comunidades autónomas, que han ayudado a "apagar el fuego en poco tiempo".

Desde Sevilla, donde va a acudir al entierre del piloto fallecido durante las labores de extinción, Arias Cañete ha valorado el trabajo desarrollado en los centros de mando y recuerda que estos incendios "tienen unas características muy peculiares", ya que le ha precedido un invierno con una "terrible sequía", que ha provocado que el bosque estuviera seco.

En declaraciones a Ondacero recogidas por Europa Press, ha explicado que se ha cumplido 'la regla del 30-30-30', en un contexto con más de 30 grados de temperatura, una humedad por debajo del 30 por ciento y vientos de más de 30 kilómetros por hora. "Si a eso se le suma una imprudencia, tenemos el resultado que tenemos", ha sentenciado.

Asimismo, Arias Cañete ha reconocido que "donde hay cultivos los incendios se paran más fácilmente" y, por lo tanto "si la zona estuviera perfectamente limpia y en condiciones meteorológicas normales, a lo mejor la propagación hubiera sido algo más lenta".

Finalmente, ha recordado al piloto fallecido, a quien se ha referido como "un coronel excepcional y un hombre extraordinario, con muchas horas de vuelo". De la misma forma, ha recordado cómo en el tanatorio "se demostraba el cariño que se le tiene tanto a él como a toda su familia".

Consulta aquí más noticias de Toledo.