Green St, 2007
Dos mujeres asiáticas en el East End londinense © David Bailey

Dos motivos sostienen la exposición: la zona más canalla del Londres cockney y la mirada ejercida durante los últimos cincuenta años sobre el barrio por quien quizá sea el fotógrafo vernáculo más conocido y famoso, David Bailey. La muestra, que será inaugurada este viernes, 6 de julio, recoge la pasión sostenida con que el mítico retratista ha regresado a las calles donde creció.

David Bailey's East End (El East End de David Bailey) es una de las muchas actividades organizadas por el festival Create London que se celebra este verano en la capital del Reino Unido. La exposición, en cartel hasta el 5 de agoto, está instalada en la Compressor House del distrito municipal de Newham, una de las zonas olímpicas del área metropolitana, en los antiguos muelles reales.

El barrio del Destripador

Nacido en 1938 en el East End, Bailey nunca ha renegado de su barrio, pese a la mala fama que ha soportado a lo largo de los siglos XIX y XX. Lugar de acogimiento para inmigrantes y personas de escasos recursos, la zona fue el área de operaciones de Jack el Destripador, fue un área de asentamiento de la comunidad judía y actualmente está poblado por un alto porcentaje de bengalíes.

Las fotos documentan los cambios físicos y sociales del East End, muestran escenas callejeras y lugares de reunión. Pese a que desde los años sesenta Bailey es un fotógrafo de alto estatus dedicado a los editoriales de moda y las comisiones de gran presupuesto, siempre ha encontrado tiempo para regresar a las barriadas de esta zona de la ciudad, situada al este de la City y en la ribera norte de Támesis, de donde es originario el fuerte dialecto inglés del cockney.

"Un icono local"

El este de Londres está en mi ADN y me emociona volver a mis raíces "El este de Londres está en mi ADN y me emociona regresar a mis raíces en Newham. El resto del mundo va a estar pendiente ahora [durante los Juegos Olímpicos] de un lugar al que he estado mirando durante toda mi vida", ha declarado Bailey. El director de Create, Hadrian Garrard, destaca que se trata de un evento que se producirá "una sola vez en la vida" y que sólo Bailey, "un icono local", es capaz de narrar "la transformación cultural y social del paisaje de la zona".

Las exposición está estructurada en tres espacios temporales, las décadas de los años sesenta y ochenta y el presente. La primera parte incluye las fotos que hizo Bailey de los hermanos Kray, mafiosos peligrosos y propietarios de clubes nocturnos frecuentados por actores y estrellas de la canción. El fotógrafo acababa de trabajar en uno de los locales cuando una bomba, colocada por una pandilla rival, lo redujo a escombros.

Saris y burkas

En la década de los ochenta, Bailey retrató el drástico cambio que sufrió el East End y en fotos muy recientes aparecen las figuras cada vez más frecuentes en la zona de mujeres procedentes de Asia vestidas con saris y burkas.

Bailey estuvo casado con Catherine Deneuve y lanzó a la fama a Jean Shrimpton Considerado como el gran cronista gráfico del Swinging London y como el mejor fotógrafo inglés de la segunda mitad del siglo XX, Bailey es una persona muy particular. Desde niño no come carne de mamíferos ni bebe alcohol, pero compensa estas dos supuestas cualidades con la negativa absoluta a practicar ejercicios físicos. Estuvo casado con la actriz Catherine Deneuve y fue el responsable de las fotos que convirtieron en una top model a Jean Shrimpton.