Placebo
El debut discográfico de Placebo. Archivo

Se llama David Fox, tiene 27 años y hace 16, su foto decoró el álbum debut de la exitosa banda Placebo.

En ella, Fox, un niño entonces, aparecía con un jersey de color rojo varias tallas más grande de la que le correspondía y estirándose el rostro con las dos manos.

Mis amigos comenzaron a meterse conmigo, incluso me pegaron Ahora, el joven tiene intención de denunciar al grupo musical. En unas declaraciones que han recogido varios medios, entre ellos The Sun, Fox asegura que la formación utilizó su imagen sin su permiso. Y no solo eso: sostiene que por el hecho de protagonizar la carátula del disco fue objeto de burla por parte de sus compañeros de colegio y sufrió acoso escolar.

La persona que realizó la fotografía fue un pariente: un primo llamado Saul Fletcher que se dedicaba a la fotografía. "Mi hermano mayor, Duane, acababa de morir a causa de una distrofia muscular y mi primo vino al funeral. No le conocía muy bien porque él vivía en Londres y yo era mucho más joven", explica David, que relata que el fotógrafo le pidió que posara y que pusiera diferentes gestos.

Un mes después recibió una llamada de Saul: "Sus palabras exactas fueron: "Vas a aparecer en la carátula de un disco". Y ya está", señala Fox, que recuerda que el álbum salió apenas una semana después de recibir la llamada.

Pese a que al principio pensó que todo aquello era "cool" (guay), Fox insiste en que lo ocurrido "arruinó" su vida: "Mis amigos comenzaron a meterse conmigo, quizá por envidia. (...) Incluso me pegaron algunas veces".

Aquello derivó en una situación cada vez más dramática que concluyó con la salida del colegio de Fox, que pasó un año sin hacer nada, "solo jugando a videojuegos". El joven, ahora un camarero en paro, defiende que aquello tuvo efectos devastadores en su educación posterior.

Entre sus intenciones figura el demandar a la banda, que nunca pidió permiso a su madre para utilizar su foto. En cuanto a su primo, Fox dice que no le ha vuelto a ver desde entonces.