La Consellería de Medio Ambiente estudia la posibilidad de aplicar la «excepcionalidad» al PXOM vigués para que éste supere el trámite ambiental que exige la normativa europea, según aseguró ayer el conselleiro, Manuel Vázquez.

Este trato excepcional puede utilizarlo la Xunta si considera que la aplicación de la ley puede causar perjuicios mayores que su «no aplicación».

Uno de los principales puntos de desencuentro en este asunto es la ubicación de la depuradora que, en el documento que va a estudiar Vázquez, estaría situada en Bouzas.

En cuanto a los plazos de aprobación del PXOM, desde la Xunta aseguran que su voluntad es que el trámite «no tarde meses».

Esta misma norma de excepcionalidad se aplicará en otros ayuntamientos como el de Santiago de Compostela, Lugo y Oleiros.