Los representantes sindicales de Caja Cantabria han denunciado que la información que reciben sobre la marcha de la entidad por parte de Manuel Menéndez, presidente de Liberbank (el banco en que está integrada la caja) es "nula o prácticamente nula" y que, cuando la reciben, es "fuera de tiempo".

En este sentido, han recordado que tuvieron noticias, por parte de la Dirección de Personal, y por teléfono, de la unión con Ibercaja y Caja 3, después de haberse hecho eco de ello los medios de comunicación.

Por otro lado, han tenido conocimiento "de forma casual" de que se está contratando personal para trabajar bajo la modalidad de 'en prácticas', personal que se contrata bajo esta modalidad por ser "mano de obra a precio de saldo".

Y afirman que se está despidiendo personal adscrito a la actividad financiera, aplicando un ERE extintivo, de empresas propiedad de Caja Cantabria, cuando "se mantiene sin contratar" personal de la antigua bolsa de sustituciones.

Esto último, añaden, supone el incumplimiento de lo pactado en el acuerdo laboral suscrito en diciembre del 2010, vigente hasta el 2013, entre las Entidades Cajastur, Banco CCM, Caja Extremadura y Caja Cantabria, y "sin duda conllevará una serie continuada de demandas", pronostican.

Igualmente, acusan a Menéndez de mantener una política de personal que "provoca el tensionamiento de las plantillas eludiendo deliberadamente el diálogo e imponiendo el ordeno y mando entre el personal", tratando de implantar la continuidad de la jornada y la desregulación de plantillas bajo contratos particulares, "de los cuales no se informa a la representación del personal y, en algunos casos, como ha ocurrido recientemente en Asturias, impidiendo que estos informen al personal de la plantilla censurando sus comunicados".

Los representantes sindicales lamentan que "en todo este tiempo que lleva en funcionamiento Liberbank no han sido llamados a ninguna reunión para explicarles cual es la idea de futuro de la nueva Entidad, ni a ninguna otra en la cual haya estado Menéndez o alguno de sus directos colaboradores, cuando Caja Cantabria es socio constituyente de Liberbank".

Y añaden que críticas similares se están produciendo en otras comunidades con cajas integradas en Liberbank, como Castilla La Mancha, donde en CCM los sindicatos han denunciado traslados de personal de forma "irracional", que "encubren despidos"-

Por otro lado, los representantes sindicales consideran que la "desaparición" de la dirección general y la "inexistencia "de un comité directivo a nivel regional "hacen más difícil las relaciones entre el personal, sus representantes y los órganos de dirección".

Los sindicatos temen que con este tipo de medidas Caja Cantabria "pueda llegar a perder su liderazgo" en la comunidad.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.