No es para menos. Hay un bar o restaurante por cada 137 personas. En Alicante, la media baja hasta las 120 personas y en Valencia sube a 159.

Estamos un poco por encima de la media española (115 personas por bar), pero no tenemos que estar tan amontonados como los madrileños (170 por establecimiento) o los catalanes (143), según el Anuario económico 2006, de La Caixa.

En relación con 2004 (se publicó el anuario anterior), es en la población alicantina de Benijófar donde más ha crecido el número de bares de toda la Comunitat, un 211% (tienen 28 bares).

Por otra parte, los valencianos gastamos entre 129 y 134 euros al mes en comida (incluyendo tabaco, alcohol y bebidas no alcohólicas), por debajo de San Sebastián, con 172 euros al mes. En ropa y calzado, los alicantinos se dejan 495 euros al año y los valencianos, 435.