Desde este momento pasarán a tener contratos indefinidos, según adoptó ayer el Parlamento gallego a proposición del diputado nacionalista Manuel Parga. Esta medida se aplicará también a otros 120 trabajadores dependientes de la Consellería de Educación que se encuentran en similar situación laboral. Es el caso de psicólogos, médicos y otros profesionales educativos.

Estos trabajadores contarán, además, con una guía de buenas prácticas en materia de higiene para aplicar a los comedores de los centros públicos y que estará lista a partir de octubre.

En esta guía, la Xunta establecerá las normas sobre la utilización del agua potable, la limpieza y desinfección de las zonas públicas, la desratización o la higiene de los más pequeños.