Más de 36 organizaciones sociales, vecinales, juveniles y sindicales en representación de los colectivos de educación y sanidad, junto a la Plataforma de las contratas municipales y la Plataforma en contra de los desahucios, además de la Plataforma por la Auditoría Ciudadana a la Deuda se han movilizado en Zaragoza en contra de los recortes y el rescate bancario.

"No al rescate, en defensa de los público". "Derogación de los decretos de educación, sanidad y reforma laboral". Ni privatizaciones ni externalizaciones" son algunos lemas que se podía leer en las pancartas portadas por afectados que coreaban consignas como "La paz social se va a acabar", "Rajoy, capullo, lo público no es tuyo", "Ni recorte, ni liberalización, las empresa fuera de la educación" y "No es un rescate es un saqueo", "En Navidad, el hijo del obrero no podrá estudiar", entre otros.

Los manifestantes se han concentrado a las 19.00 horas en la Glorieta de Sasera y han recorrido varias calles del centro de la ciudad para llegar a la Plaza del Pilar, donde se ubica la sede de la Delegación del Gobierno en Aragón y del Ayuntamiento.

Antes de iniciar la marcha, la portavoz de la Plataforma en contra de la privatización de la sanidad en Aragón, Natalia Barrado, ha explicado que con la reforma sanitaria "se elimina totalmente el derecho a la salud, se imponen restricciones y copagos totales o parciales en servicios como prótesis, transporte de ambulancia y otros servicios".

Además, ha criticado que esta reforma afecta a colectivos como "enfermos crónicos y ancianos y elimina la asistencia sanitaria a otros colectivos como inmigrantes en situación irregular".

Para Barrado, con esta reforma "se impedirá a buena parte de la población el acceso a diferentes prestaciones sanitarias y por ello intentamos que se derogue esta reforma".

Desde la Plataforma se exige la derogación de la Ley 15/97 porque "permite la entrada de la empresa privada en la sanidad pública" para añadir que "todos los centros privatizados vuelvan a manos públicas y que no se recorte porque todo el dinero que se da a los bancos podría dedicarse perfectamente a mejorar la sanidad".

"caos absoluto"

El presidente del comité de empresa de Tuzsa, Javier Anadón, y también miembro de la Plataforma en defensa de las contratas municipales, ha asegurado que "estamos entrando en un caos absoluto en esta sociedad" y ha criticado que "la administración está haciendo el mismo papel que la empresa privada porque ha sido garante del empleo, pero ahora ha entrado en la misma dinámica que la empresa privada".

Así, ha advertido de que "si esto no lo paramos va a ser un auténtico caos porque los ciudadanos tras la subida de impuestos y reducción de salarios pagamos más para un peor servicio del que la administración debería ser garante" para incidir en que "hay que reivindicar el respeto a los servicios públicos".

"2.000

Profesores menos"

El representante de "marea verde", el colectivo que agrupa a la educación, Alfonso Alegre, ha indicado que "protestamos contra todos los recortes en general y también contra el rescate bancario porque son las dos caras de la misma moneda".

Alegre ha explicado que "por un lado nos quitan derechos en sanidad y educación y se lo dedican a los bancos. No hay dinero para sanidad y educación, pero si para los bancos" ha criticado.

En declaraciones a los medios de comunicación, ha indicado que los datos que "tenemos extrapolados de algunos centros que apuntan que al año que viene habrá 2.000 profesores menos en Aragón" y ha matizado que "es irrelevante que sean interinos o no porque son puestos de trabajo que se traducen en muchos más alumnos por profesor, mas alumnos por aula y la calidad se resiente, además del fin de la gratuidad de los libros de texto y las becas de comedor".

Alegre ha dicho que "vamos a ver a principio de curso como la calidad quedará mermada porque en un curso de FP, en el que tiene que haber 10 chavales, uno en cada máquina en un torno, habrá igual 20 chavales con un profesor y tendrá que estar dos por torno y se jugarán el brazo, podrán tener un accidente" ha augurado.

Como ejemplo de los "recortes" ha citado que en el IES Pedro de Luna "se sabe que habrá 11 profesores menos para atender a los mismos chavales o más" al detectar que con la crisis "hay más matriculaciones y entonces habrá más chavales y menos profesores y el resultado es menos calidad".

Sobre la ratio ha apuntado que varía según centros, pero en algunos "podrían pasar de los 30 alumnos actuales en ESO a los 36 por aula y en grupos de bachillerato se puede llegar hasta 42 alumnos y habrá problemas de hasta ubicación física de los alumnos en el aula", ha dicho.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.