Agentes de la Guardia Civil de León han detenidos a tres personas acusadas de verter más de 3.000 toneladas de residuos de manera irregular en una finca de Onzonilla.

Las tres detenciones, a las que se suma una imputación, son fruto de las investigaciones realizadas en los últimos ocho meses sobre delitos relacionados con la gestión de residuos, lo que ha permitido comprobar que las cuatro personas se encuentran directamente relacionadas con empresas de transporte y gestión de residuos.

De este modo, tras recoger, transportar y verter de manera ilegal más de 3.000 toneladas de residuos en una finca de Onzonilla, los cuatro presuntos implicados utilizaban documentación falsa para justificar que dichos residuos habían sido entregados en una planta de reciclaje.

Estos vertidos, según destacaron fuentes de la Guardia Civil en un comunicado recogido por Europa Press, se realizaban "sin ningún tipo de control previo" de separación de materiales, por lo que se mezclaban unos r5esiduos con otros que tienen un tipo de gestión específica "con el consiguiente perjuicio y riesgo para el medio ambiente".

Por todo ello, se ha detenido a A.G.B. y M.G.B., de 37 y 33 años y vecinos de León, por un supuesto delito contra los recursos naturales y el medio ambiente mientras que a A.C.C., de 35 años y también vecino de León, se le acusa de un delito de estafa y falsedad documental, igual que a B.R.M., de 33 años y vecino de Zamora, imputado.

Los detenidos y el imputado, así como las diligencias instruidas, han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de León.

La Guardia Civil ha señalado que, a lo largo de este año, el Seprona ha realizado en León otras dos operaciones por delitos contra los recursos naturales saldadas con doce detenidos e imputados y más de 7.000 toneladas de residuos vertidos de manera irregular.

Consulta aquí más noticias de León.